Ovación

"Esto era un sueño y lo sigue siendo"

La rosarina Martina Gabutti, de GER, tuvo una semana inolvidable al debutar con la camiseta argentina en Tucumán. Jugó para Las Leoncitas, le tomó el gusto a la pilcha albiceleste y piensa en dar pelea para algún día ser Leona.

Sábado 23 de Junio de 2018

El entrenador de Las Leonas, Agustín Corradini, tiene entre sus ideas madre una que trasciende: respetar la esencia, aquellos valores, comportamientos y la mística con los que se gestó este seleccionado nacional hace 18 años. Y sostiene que para que ello se lleve a cabo con éxito hay que sentar bases, trabajar desde ellas. Por eso no fue casualidad que, en el marco de la serie de test match que jugaron Leonas v. EEUU en Tucumán toda la semana pasada, también jugasen Las Leoncitas, el equipo Sub 21, que enfrentó a su par norteamericano y también a la Naranja mayor, el conjunto local, subcampeón argentino. En estas circunstancias apareció la oportunidad y presentación oficial para la rosarina Martina Gabutti, de GER. La delantera de sólo 17 años fue parte de ese equipo de Leoncitas, debutó con la casaca albiceleste y vivió una semana intensa e inolvidable junto a los planteles argentinos. Terminados sus compromisos, en el último entretiempo de Leonas y EEUU y en un rincón del estadio de Natación y Gimnasia, sede de los tests, le contó a Ovación cómo transitó cada uno de esos días. Definió al hockey como su lugar de pasión y dijo que vestir la camiseta de Argentina "era un sueño y lo sigue siendo", porque va a continuar peleando por ella y que las sensaciones que tuvo cuando recibió la prenda con su nombre y su número son indescriptibles.

¿Cómo viviste el momento con los planteles argentinos? Leonas y Leoncitas estuvieron juntas más de una semana, lo cual implicó compartir casi todo. ¿Con qué te quedás?

Estuvo espectacular, aprendí muchísimo. Fue una experiencia que me sirve tanto como jugadora como también como persona, porque te hace crecer y aprender de las más grandes. Tuve la suerte de estar con algunas Leonas en el equipo (Sofía Toccalino y Milagros Fernández Ladra, que jugaron para Leoncitas, son parte del mayor), así que aprendí mucho de ellas y estoy contenta.

¿Qué va aprendiendo uno cuando tiene la posibilidad

de estar tantos días con

Las Leoncitas pero también con las consagradas?

Dentro de la cancha uno mira y dice "wow, acá tendría que hacer esto o aquello", también ellas te ubican mucho y te dicen qué podrías haber hecho o cómo. Creo que eso también sirve y aporta mucho al equipo. Fuera de la cancha son como un ejemplo para nosotras, te enseñan a llevar la responsabilidad en cómo actuar, porque todo el tiempo la gente te está mirando.

¿Y cómo te llevaste vos con eso? Venías en proceso hacia los Juegos Olímpicos de la Juventud (octubre) y este llamado fue una sorpresa.

La verdad es que no sabía nada de lo que podía pasar, me puse recontenta cuando me enteré. Tampoco conocía a las chicas con las que jugué, sólo a un par que también están en el mismo proceso que yo. Al principio éramos más jugadoras tiradas a la cancha y luego fuimos mejorando partido a partido (las dirigió Hernán Zago). Ahora pienso que todas nos llevamos bien, se armó un grupo muy lindo, de amigas.

Nunca te habías puesto la camiseta argentina en un partido, ¿qué tal el momento en el que la recibiste?

Exacto, fue la primera vez. No te lo puedo explicar porque no puedo poner en palabras lo que se siente, cuando vi la camiseta no lo podía creer. Y cuando me la puse tenía unas ganas de jugar... De llevarme todo por delante.

¿Cómo te sentiste dentro de la cancha y qué creés que le pudiste dar a Las Leoncitas?

Me sentí bien, me sentí apoyada. Cuando Poy (Sofía Toccalino), que fue la capitana, dijo que confiaba plenamente en todas nosotras fue como un brazo que nos ayudó y me alentó a pensar "entrá a la cancha y hacé lo que vos saber hacer", eso fue fundamental, teníamos confianza. Tratábamos de mejorar en cada partido en cuanto a lo que nos decía el entrenador y también cada una personalmente.

¿Te sorprendió algo o alguien en todos esos días, alguna circunstancia que no pensabas que vivirías? Ya sea por un entrenamiento, un comportamiento afuera de la cancha o en la concentración.

Hay una cosa que me sorprendió muchísimo y es cómo la gente te cuida. Primero que el hotel estaba protegido por todos lados (se alojaron en una hostería de Tafí Viejo), pero además toda la gente te recibía con una sonrisa muy cálida, quizás sin saber nada sobre una, te sentías como una reina.

¿Es cierto que pese al momento en el que te encontrabas y que quizás tantas jugadoras desean nunca dejaste de estudiar en la concentración?

(Risas) Lo que pasa es que si todo el tiempo me enfoco en el hockey llega un punto en el que la cabeza me estalla. Entonces trato de tener paralelamente al deporte el estudio, también me gusta estudiar (está en 5º año), así que es una forma de distraerme y concentrarme en otras cosas.

Mucha gente del hockey de Rosario y especialmente

de tu club estuvo pendiente de estos partidos que jugaste,

¿lo sabías, qué te significa?

Sí, también estuvo mi familia en los últimos dos partidos, me encantó, fue hermoso y siempre recibí mensajes de mis amigas, de mis entrenadores para ver cómo estaba, cómo me sentía. Y me siento muy apoyada por esto, estoy muy contenta.

¿Tenés referentes o jugadores de los que aprendés?

No, referentes no, pero siempre trato de ver las cosas buenas que tienen los jugadores. Incluso las malas y aprender de eso también. Acá si te tengo que decir una de Las Leonas te digo que todas la rompen y cada una aporta al equipo lo que tiene para aportar.

¿Era un sueño tuyo jugar

en Leoncitas o Leonas?

La verdad es que sí, era un sueño. Y lo sigue siendo, porque voy a seguir a muerte con esto, voy a seguir entrenándome para esto. Y te repito, lo cumplí gracias a toda mi familia, mis amigas, a mi club y a toda la gente que me apoya y me ayudó a estar acá. Eso lo valoro mucho y está claro que voy a seguir por más.

¿Le tomaste el gustito entonces?

Obvio, y ahora voy por mucho más.


Un gol y mucha presencia

Las Leoncitas, con Martina Gabutti, jugaron cinco partidos en el Jardín de la República, dos ante Tucumán mayor y tres ante EEUU Sub 21. Todos se cerraron con victoria albiceleste, pero fue en el primero, el día del debut con la camiseta nacional, que Martu también marcó su primer gol en Las Leoncitas (4 a 1). Fue titular en el tercer partido y en los otros siempre ingresó desde el banco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});