Newell's

"Es una alegría enorme volver a mi casa"

Maxi Rodríguez brindó una conferencia de prensa distendido y feliz por un nuevo regreso al club del Parque. Expuso razones sentimentales para vestir otra vez la camiseta rojinegra y habló del afecto mutuo con el hincha.

Sábado 29 de Diciembre de 2018

Los chicos, y otros que hace tiempo dejaron de serlo, corrían de un lado al otro por la sede del club tratando de encontrarlo. Una mujer de más de 50 años los miraba a la distancia, sin importarle el sol impiadoso del mediodía. Había conseguido su cometido un rato antes. "Estuve con él, me saqué una foto y ya me lloré todo", contó. Es lo que generó ayer Maximiliano Rodríguez el día que retornó al club de toda su vida. "Es una alegría enorme volver otra vez a mi casa", manifestó la Fiera ante los periodistas en una singular conferencia de prensa. Es que apareció solo, sin que ningún dirigente lo presentara formalmente. Quizás haya sido para que fuera el protagonista excluyente.

En su segundo regreso a Newell's, tras la vuelta de 2012 interrumpida en 2017 por su partida a Peñarol, Maxi expuso las razones por las que adoptó la determinación de volver. "Fue una decisión del corazón. Newell's me extrañaba a mí y yo extrañaba a Newell's", dijo.

La Fiera subrayó que los sentimientos fueron más fuertes que nada. Atrás quedó el cansancio mental y el estrés que le causaron las diferencias que mantuvo con un sector de la dirigencia. Se pegó la vuelta para cumplir el sueño de retirarse en el club donde nació. "Cuando uno se deja llevar por el corazón ya no hay nada que pueda equiparar eso", explicó. "Es una alegría enorme volver otra vez a mi casa. Estoy feliz, disfrutando de esta nueva etapa, con mucha ilusión y el sentimiento de siempre para con esta institución", agregó.

¿Cómo estás emocional y físicamente?

Físicamente nos vamos a ir dando cuenta de a poco cómo estoy (risas). Es una realidad que ya no tengo 20 años. En pocos días cumplo 38. Si no te preparás y no sos profesional es difícil jugar a esta edad. Vengo a sumar desde el lugar que me toque. Lo más importante era que yo esté de nuevo acá, en mi casa. En su momento me tocó irme y hoy me tocó volver. Los jugadores pasamos, los dirigentes pasan y la institución es la que sigue. Esto siempre es lo más importante y lo que debemos valorar. Cada uno en su lugar tiene que dar lo mejor. En mi caso, en el campo de juego.

Se habló mucho de esta posible vuelta, ¿cuándo definiste el regreso y por qué?

Mis cuestiones personales siempre las reservo. Sinceramente, no las hablo con nadie. A veces me da risa cuando dicen que hablaron con allegados míos. Es mentira porque hay cosas que no hablo con nadie. Ni con mi mamá. A veces con mi mujer le puedo llegar a contar algo, pero generalmente no lo hago con nadie. Yo sólo sé lo que siento. Esta fue una decisión del corazón. En Peñarol me trataron de manera impresionante y estoy agradecido a la institución y a mis compañeros. Tenía la posibilidad de continuar, pero a veces cuando te dejás llevar por los sentimientos eso es mucho más fuerte que cualquier otra cosa. Con el único que hablaba de lo que pensaba hacer era con Cristian (D'Amico, vicepresidente). Sobre el tiempo del contrato, no importa si es por seis meses, un año o año y medio (firmó por 12 meses). Lo más importante es que quiero ayudar a mis compañeros.

¿Qué observaste que le falta al equipo y qué es lo que pretendés?

No es que yo pretenda algo. Vengo a sumar. Lo que falta es tarea del entrenador. Tenemos que acompañarlo en este proceso, porque se está iniciando en lo que es dirigir en una primera división. Lo que pueda ver o charlar con el técnico quedará puertas adentro del vestuario. Vi todos los partidos y cómo jugaba Newell's. Soy uno más del plantel. Acá no se trata de que porque viene Maxi Rodríguez, Newell's ganará todos los partidos. Esto es un proceso. Hay que formar un plantel y tratar de ser competitivos. Debemos tener una estabilidad en ese sentido.

¿Cuánto pesó en esta decisión el deseo de terminar tu carrera con la camiseta de Newell's?

Tenía en claro que iba a terminar mi carrera con esta camiseta. Estaba la posibilidad de que fuese ahora, dentro de 6 meses o un año. Pero cuando uno se deja llevar por el corazón ya no hay nada que pueda equiparar eso. Me volví a dejar llevar por el corazón, como aquella vez en la que regresé al club. Creo que ese momento era uno de los mejores de mi carrera. Además tenía muchos años menos. En ese momento pude dar todo de mí, y hoy vuelvo para intentar entregar exactamente lo mismo.

Entre los sueños de tu carrera aparece la cuestión familiar. ¿Coincidir más minutos en cancha con Alexis y Denis (los sobrinos) es algo que tenían pendiente?

Hablamos mucho entre nosotros. Los venía siguiendo, tanto a Denis, que estaba en Belgrano (regresó del préstamo), como a Alexis, que en los últimos partidos pudo tener continuidad y hacer un gol. Es algo muy lindo en lo personal poder jugar con Alexis, con quien todavía no tuve la oportunidad de hacerlo. Y hay que ver la situación de Denis. Si llega a quedarse en el club, bienvenido sea.

¿Qué importancia le das al hecho de que esté Bidoglio en el banco, un técnico que hace su primera experiencia?

Es muy importante que esté Héctor porque conoce al club. Hay que acompañarlo en este proyecto. Lo tenemos que respaldar en el campo de juego, ganando y que al equipo le vaya bien. Creo que tiene la personalidad para hacerlo.

¿Hablaste con Bidoglio acerca de lo que espera de vos?

No hablé todavía con él. Seguramente lo haremos en estos días. Hay muchos chicos, debemos acompañarlos. A veces es difícil tener paciencia en el fútbol porque todos queremos resultados. Es el momento en el que más tranquilos debemos estar todos. A Héctor hay que respaldarlo. Esperemos que los resultados se den para que el proceso y la confianza vayan de la mano y sea todo más rápido.

¿Tu llegada le abre una ventana a jugadores que fueron campeones con Newell's en 2013 y a otros que se encuentran en el exterior?

No lo sé. Los chicos que salieron del club siempre van a tener las puertas abiertas. El trato de la institución con ellos debe ser especial. Somos jugadores de la casa y siempre queremos lo mejor para el club. Ponemos el equipo por delante antes de cualquier interés personal. Si se da la posibilidad de que otros vuelvan, ahora o más adelante, son decisiones muy personales. No hay que estar siempre pendiente de si vuelven. Lo importante es formar jugadores y generar ese sentido de pertenencia. Esto no se tiene que perder. El dirigente debe ser consciente de que eso atrae. En su momento todos querían volver. Hay que volver a lograrlo. Newell's es un semillero impresionante, con jugadores y técnicos de trayectoria. Pero no se puede estar pendiente todo el tiempo y esperar que vengan Bielsa o Martino. No podemos cargarles ese peso a ellos. Cuando tengan que volver, lo harán, y el jugador lo mismo.

En su momento te tocó irte por cuestiones que se hicieron públicas, ¿se limaron esas asperezas?

Con el único dirigente que hablé es con Cristian (D'Amico). No hay que limar nada. Acá lo que hay que poner por delante es la institución. Así lo vivo y lo pienso. No es que guarde algún rencor. Miro hacia adelante y soy positivo.

La última vez que estuviste dijiste que estaba la puerta abierta para el retorno, ¿es una cuenta saldada el regreso?, ¿tenés noción de lo que significa para el hincha que vuelvas después de tantos golpes que tuvo?

En lo personal era una cuenta pendiente volver a vestir esta camiseta y así retirarme acá. Después, con el hincha es un cariño mutuo, por más que me haya alejado un tiempo. Newell's me extrañaba a mí y yo extrañaba a Newell's. Ese cariño con la gente es lo más lindo, ver a un chico por la calle y que te abrace y se ponga a llorar. Eso no tiene precio.

¿Qué es lo que ves que le puede faltar al equipo?

No es que yo tenga la verdad. Son charlas futbolísticas que prefiero hablar con el entrenador si es que pide consejos. Sí está claro que hay que mejorar mucho, porque si no Newell's no estaría en esta situación. Hay mucho para crecer.

Están a tres fechas del clásico y ese partido seguramente en lo personal te motiva.

No me puse a analizar el fixture. Al momento de decidir pensaba en otra cosa. Sabía que en la tercera fecha era el clásico. Son lindos partidos para jugar, los querés ganar siempre, pero no es que lo tenía en la cabeza para tomar la decisión de volver.

¿Qué importancia le das a la relación entre el jugador y el dirigente?

Todos tienen que estar unidos. El dirigente, el entrenador y los jugadores. Cuando hay armonía, todo es mejor, es mucho más fácil. Lo mejor es que los resultados se vayan dando para que se pueda trabajar tranquilo. También es fundamental formar un buen grupo. Acá lo formamos en los cinco años anteriores en los que estuve.

La conmoción que provocó tu llegada hizo que empiecen a aparecer otros nombres, Pablo Pérez, Fernando Belluschi... ¿Pensás que volverán a buscar a esos jugadores que tanto pueden ayudar?

Ojalá que eso suceda. Con los chicos que nombraste y con otros hablamos mucho, porque tenemos relación, somos amigos. Siempre está en nuestras charlas el tema de Newell's. Pero a veces parece que la decisión depende del jugador y que si no vuelve es por culpa de él. A veces hay temas contractuales o familiares. Es lo que decía antes, si no vuelven ahora seguirán siendo ídolos o referentes de Newell's. Y si no vuelven, no los matemos. Los tenemos que cuidar. Son jugadores que salieron de acá y le dieron muchísimo al club. Hay que mimarlos de otra manera.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});