Ovación

En la adversidad, Central no se rinde

Pese a las sensibles bajas por lesiones y suspensiones y que ayer fue superado en el inicio por Vélez, el equipo canalla sacó a relucir el amor propio y casi se queda con todo. Parot y López Pissano marcaron los goles

Lunes 12 de Marzo de 2018

Cometió errores, le faltó fútbol y cuando estuvo en ventaja en el resultado no supo bajarle la persiana al partido, pero a pesar de estas falencias hay que destacar que desde la entrega, el compromiso colectivo y el corazón no hay nada para reprocharle al equipo de Leonardo Fernández, que ayer se retiró de pie y con la frente bien alta en su excursión a Liniers. Porque está claro que este Central está remendado y emparchado por donde se lo mire y así y todo no se rinde y con el piberío que tiene a mano da batalla y sigue sumando puntos en la mayoría de sus presentaciones. Ayer jugó un cotejo de alto voltaje emocional ante Vélez y protagonizó un 2 a 2 vibrante. Y es cierto que lo pudo perder, pero también hay que decir que estuvo cerca de ganarlo. Por eso la igualdad termina siendo justa y hasta positiva por todos los imponderables que viene arrastrando en este 2018 en cuanto a la baja de jugadores valiosos. Central no se rinde y ayer dio otra muestra de fortaleza anímica.

Claro que la visita a la casa de Vélez tuvo un arranque flojísimo del equipo auriazul. Porque el local lo maniató en todos los sectores del campo y hasta pudo acertarle más que ese gol de buena factura que estampó Matías Vargas. Central lucía desorientado y la superpoblación de volantes que propuso Fernández no tenía control de pelota ni explosión por los laterales. Entonces los primeros 20 minutos del cotejo fueron casi un martirio ante el ímpetu de los del Gringo Heinze.

Pero si hay una caracterísitca que tiene la gestión del Gordo Fernñandez es que al canalla jamás hay que darlo por muerto. Porque le alcanza con una pelota quieta para tumbar al oponente y así salvar las papas cuando es superado en lo futbolístico. Y ayer volvió a poner esa valencia arriba de la mesa con el guante que tiene el Colo Gil en la bocha quieta y la entrada goleadora del chileno Alfonso Parot.

Y a partir de allí el piberío canalla de la mitad de la cancha empezó a engranar mejor. Ya en el segundo tiempo con Maxi González jugando diez metros más adelante y con López Pissano revitalizado para ir a buscar una peinada de Zampedri y clavar un tiro seco para darle la victoria parcial a los de Arroyito. También tomó confianza Lioi y se animó a desbordar. El complemento fue palo y palo y si bien el empate de Salinas terminó siendo justo hay que decir que el canalla terminó haciendo un cotejo muy digno y hasta pudo llevarse todo del Fortín.

Sin el capitán Marco Ruben, con el jugador de mejor pie como Néstor Ortigoza en boxes, sin los zagueros centrales titulares como Fernando Tobio y Mauricio Martínez y con Washington Camacho todavía buscado su mejor puesta a punto es para destacar que Fernández logró mantener la competitividad de su equipo a pesar de no tener en cancha a estos cinco jugadores que en la pretemporada los pensó como titulares indiscutidos.

Ayer Central en Liniers dio otra muestra de coraje y rebeldía, con la dupla de Alfonso Parot y Cabezas siendo unos leones en la defensa y luchando cuerpo a cuerpo con el siempre complicado Mauro Zárate, que al fin no pudo pesar. Y con la mayoría de pibes corriendo y mordiendo en el medio, a pesar de que todos tienen condiciones para mover la bocha. Y con un Zampedri que arriba se jugó la piel en cada pelota dividida.

Central, remendado por las lesiones, no baja los brazos y se sobrepone a la adversidad, aunque no acelera en lo que es su gran objetivo: clasificación a la zona de Sudamericana. Ayer no brilló ni tuvo un juego atildado, pero entregó el máximo esfuerzo para llevarse algo del Amalfitani y lo consiguió. Claro que debe mejorar mucho en el funcionamiento, pero la marca registrada del ciclo de Leo Fernández es que cada jugador no negocia su actitud para jugar cada pelota como la última. Tal vez por ello hasta acá la cosecha de puntos le sigue dando la derecha al DT más allá de las bajas sensibles por las lesiones. Este Central nunca se rinde.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});