ovacion

Emiliano Vecchio: capitán canalla entre algodones

El volante tiene un esguince en el tobillo izquierdo y será preservado ante Lanús. Sin Rinaudo, suspendido, el Kily pondría un alternativo para cuidar algunos jugadores.

Martes 05 de Enero de 2021

Si hay alguien que no se tiene que lesionar en Central es Emiliano Vecchio. Está claro que una noticia de este tipo no es grata para ningún jugador pero, más aún, cuando ese es irremplazable. Nadie del plantel canalla tiene la repercusión futbolística del capitán. Su segura ausencia ante Lanús -salvo que sea arriesgado innecesariamente- por el esguince de tobillo izquierdo que presentó luego del partido pasado y que se constató con los estudios de imágenes que le realizaron, abrió las incógnitas sobre el equipo que parará el Kily González en el sur bonaerense, por la última fecha de la zona.

El triunfazo 3-0 sobre Defensa y Justicia dejó a Central a medio paso de jugar la final de la Complementación. Tal es así que, con un empate e incluso hasta perdiendo y con ayuda extra, le alcanzará para decir presente en la definición. Pero siempre hay una de cal. Y vaya si la hay. Hoy decir Central es decir Vecchio. Y que el capitán esté averiado es una mala noticia. Más aún cuando las piezas comenzaban a encajar de arranque. Después de tanta prueba y error, el Kily finalmente encontró la amalgama esencial para hacer funcionar su maquinaria. Porque Vecchio entendió de entrada a sus compañeros, faltaba que lo entendieran a él.

¿Qué tan importante es Vecchio en cancha? De los 900 minutos que tuvo Central en competencia, incluyendo los seis de la primera fase y los cuatro de la Complementación, el capitán sólo se perdió un minuto porque sólo salió en el final del segundo choque ante Godoy Cruz, en Mendoza, dejándole su lugar a Marinelli. Y si eso no es suficiente, vale mencionar que ya lleva 5 goles en 10 partidos, número que alcanzó en las inferiores recién en 40 encuentros (entre 9ª en 2002 y 8ª en 2003).

En un Central sin Vecchio, no es descabellado imaginar un cambio de esquema, volviendo a un 4-4-2 más compacto. Sin Rinaudo suspendido, con Villagra al límite de amonestaciones, con Damián Martínez y Facundo Almada con molestias musculares, además de Bottinelli y Martínez Dupuy con Covid, y Bonansea con síntomas. Por eso el rompecabezas deberá ajustarse minuciosamente para no arriesgar más de la cuenta, pero sí para que se esté a la altura de las exigencias. Porque en la vereda contraria estará un Lanús que tendrá el chip instalado para las semifinales de la Sudamericana ante Vélez (juegan el miércoles 13), pero que no deja de tener un plantel amenazante.

Y los nombres que pican en punta de consideración son los de Diego Novaretti, Joan Mazzaco, Mateo Tanlongo, Diego Zabala, Francesco Lo Celso y Gino Infantino. Y arriba podría hacer su aparición alguien que viene pidiendo pista: Ignacio Russo. El juvenil atacante de 20 años tiene las características que por momentos le faltan a este Central, que son las de un referente nato de área que concrete oportunidades en la zona más trascendental de la cancha. Y ahora podría tener su chance para que Gamba recupere energías. En el horizonte asoman partidos importantes.

Unión ganó y da pelea

Unión le ganó 3 a 1 a Aldosivi en Mar del Plata y escaló hasta la segunda posición de la zona. Los goles del tatengue llegaron a través de Luna Diale, Cañete y Juan Manuel García; en tanto que transitoriamente había igualado Grahl para el tiburón. Con el triunfo, el equipo santafesino superó por diferencia de gol a Defensa y Justicia y quedó a tres puntos del único líder, Central. Unión buscará el milagro de la clasificación en la última fecha ante Patronato.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS