Rosario Central

El Kily González empieza a estar condicionado por los resultados en Central

El proyecto del entrenador canalla perdió confiabilidad adentro del club, algo que ya reconocen. Los números reflejan los flojos rendimientos y los bajos dividendos. De los últimos 21 puntos sumó sólo 4, y desde que dirige la primera su productividad es apenas del 41%.

Miércoles 10 de Marzo de 2021

"No habrá margen si no se gana ante Arsenal". La frase se escabulló durante una charla entre algunos dirigentes canallas luego de la derrota de Central con Racing. Y aunque alguno haya considerado que hay expresiones que están atadas al estado de ánimo que genera otra derrota, la situación del entrenador Cristian González "ha perdido confiabilidad", según lo consideró un referente del club. Y esa pérdida de confianza se mide en números. De los últimos 21 puntos que disputó, sólo sumó 4.

En Central es un secreto a voces que el Kily ya está condicionado y lo que ocurra el lunes en el Gigante de Arroyito puede establecer o aproximar ese límite. Y cuando se buscó profundizar en la significación del "no habrá más margen", la respuesta fue contundente, ya que se aludió al agotamiento de un proyecto que no logró, al menos hasta ahora, ni el funcionamiento ni los dividendos esperados.

Es que Cristian González dirigiendo a la primera división sólo alcanzó un 41% de productividad, porque entre las copas Maradona, Liga Profesional y Argentina su equipo disputó 17 partidos, de los cuales ganó 6, empató 3 y perdió 8. Apenas 21 puntos sobre 51.

Central durante ese derrotero no logró perfilar una identidad futbolística, por ende el funcionamiento deambuló con pocas luces y muchas sombras, a tal punto que la falta de equilibrio fue minando la estabilidad del conjunto, por lo que muchos juveniles fueron alternando sin siquiera poder ser contenidos por un equipo ensamblado.

La progresión de estos números mensuran el fundamento de quienes hoy ponen en duda la continuidad, que son los mismos que confiaron en que este proyecto podía alcanzar los objetivos de promover a varios juveniles para conformar un plantel profesional con más recursos propios, no obstante ya no es una cuestión sólo de resultados sino también de una matriz futbolística, la que no termina de elaborar y por ende provoca confusión también hacia adentro.

El Kily en cada contacto con la prensa hilvana consignas sobre lo que pretende, y por momentos alude a una hipotética realidad que no se ve reflejada en el campo, y si bien su búsqueda sigue siendo válida, no hay dudas de que si revisa los números de su campaña comprenderá los motivos por los que la confianza se va diluyendo de manera inexorable.

Números similares en reserva

El Kily González llegó como entrenador de la primera división tras su primera experiencia en la reserva canalla, travesía que le permitió alcanzar una mayor conocimiento de los juveniles y así pergeñar su proyecto en el profesionalismo, el que actualmente trata de desarrollar con la inserción de los futbolistas que él conoce.

Si bien la división reserva es la última fase formativa de los jugadores, en la que se compite con el objetivo de optimizar los recursos más que obtener triunfos, los resultados derivan mayoritariamente de los rendimientos. Por lo que los números también representan cuestiones integrales.

En este sentido los números en reserva son casi idénticos a los obtenidos en primera división. Porque el equipo alternativo del Kily ganó 21 partidos, empató 9 y perdió 25, logrando 72 puntos sobre 165, alcanzando una productividad del 44 %.

Datos: Carlos Durhand

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS