Ovación

El gobernador Perotti exige un clásico entre Central y Newell's más seguro y liberado para la TV

Perotti le pidió al presidente Fernández que el clásico se emita por el cable básico y en lo posible sea de noche. Hoy se define hora, TV y cancha. ¿Se juega?

Jueves 29 de Abril de 2021

El clásico rosarino sobrevoló el trascendental cónclave virtual que ayer encabezó el presidente de la Nación Alberto Fernández y contó con la participación de varios gobernadores, entre ellos el primer mandatario de Santa Fe, Omar Perotti, donde el tema prioritario fue evaluar el avance de la pandemia y la situación sanitaria con respecto a las restricciones y el cumplimiento de las mismas. En este marco, el gobernador Perotti, atento a la cercanía del clásico que debe jugarse el domingo entre Central y Newell’s en Arroyito, exigió liberar la transmisión televisiva del choque entre los equipos rosarinos para no generar una circulación masiva de personas y así evitar posibles focos de contagio, en un escenario epidemiológico que requiere el máximo cuidado. De esta manera el derby de la ciudad ahora paso a ser una “cuestión de Estado” y el gobierno nacional, la AFA, la Liga Profesional y las cadenas que tienen los derechos de TV tendrán que acordar los pasos a seguir para que el clásico pueda disputarse dentro del delicado cuadro sanitario imperante. La provincia quiere que el partido se transmita por el abono básico del cable y allí está la pulseada de fondo con los dueños del pack fútbol, por encima de la sugerencia de pasarlo a la noche. Hoy habría una resolución y no hay que descartar ningún escenario, que incluye desde la suspensión hasta el remoto e improbable cambio de cancha a otra provincia.

  La intención del gobierno de Perotti está clarísima y es evitar el traslado masivo de personas y la concurrencia por ejemplo a bares para seguir las alternativas del partido a través del pack fútbol. Es más, esta situación también podría derivar en festejos en la vía pública en caso de haber un ganador. Por ello la voluntad es que la mayor cantidad de personas posible pueda seguir el partido en sus domicilios y en este sentido se ofreció que el canal estatal de la provincia (5RTV) pueda transmitir el clásico en vivo. Por ahora el cotejo está programado para las 18.40 y con televisación de TNT Sports codificada. Las autoridades provinciales sólo aceptarían que se juegue en este horario si es liberado para el cable básico.

  Y a la par de esta exigencia provincial está la solicitud de retrasar el inicio del partido para las 20 o 21 horas, lo que además serviría para evitar lo que sería luego el posible festejo multitudinario en algún espacio público en caso de que haya un ganador, ya que el término del partido sería cuando ya rige la restricción de circulación vehicular que comienza a las 21. La fuerza policial podría tener un control más despejado en un desborde puntual.

  La exigencia primordial de la provincia es la liberación de la transmisión de TV, más allá de que el retraso del horario completaría el combo de las medidas preventivas.

  En este contexto, tanto Newell’s como Central esperan con gran expectativa el desenlace del entuerto que llegó a las más altas esferas del poder político nacional. Canallas y leprosos están dispuestos a jugarlo a la hora que sea programado, más allá de que Newell’s el martes, a las 21.30, tenga que enfrentar a Palestino en Chile por la copa. ¿Y si hay cambio de cancha de parte de la AFA? Una situación poco probable porque otro gobernador debería contradecir a Perotti. Igual en Newell’s no ven con malos ojos ir a San Nicolás y Central preferiría la cancha de Arsenal. La pelota está en el aire. La TV ataca y el fútbol y los recaudos sanitarios resisten.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario