Ovación

El árbitro rosarino Osudar, el otro protagonista del regreso

El rosarino Sebastián Osudar es árbitro nacional de la Rosarina y tuvo el privilegio de dirigir el primer partido del regreso del fútbol, en Newell's-Unión

Lunes 28 de Septiembre de 2020

Pasan desapercibidos cuando se trata de amistosos. A veces ni el nombre se informa, pero bien vale rescatar la experiencia de otro de los protagonistas en la vuelta del fútbol argentino, del sábado en el Coloso después de medio año de inactividad: el árbitro. Y más porque se trató de un representante de la Rosarina que busca su lugar en AFA: Sebastián Emanuel Osudar. “Viví una gran adrenalina y emoción. Logré volver a una de las tareas que más me apasionan y en un acontecimiento muy importante que fue el regreso de fútbol en nuestro país”, contó el juez rosarino.

Osudar relató que tomó con tranquilidad la designación porque “me estoy preparando para poder afrontar este tipo de partidos hace muchos años. Y fue una excelente experiencia dirigir a jugadores de renombre nacional e internacional como la Fiera Rodríguez o Nacho Scocco, igual que el resto de los profesionales”. Y no fue la primera experiencia, ya que “a principios de año dirigí a Central en un amistoso de pretemporada así que es un orgullo poder haber arbitrado a los dos equipos de la ciudad”.

Y lo más raro que vivió y lo que le quedará grabado, “tanto para mí, como para mis compañeros, fue el protocolo de salud, que fue el mismo que el de los jugadores hasta para la llegada al estadio. Eso me impresionó para bien, era algo que no estábamos acostumbrados y se cumplió sin problemas”.

Osudar se inició en 2009 mientras cursaba la carrera del profesorado en educación física. Dos años pasó por el fútbol infantil, luego en inferiores y en 2013 debutó de juez principal en la Rosarina. En 2015 finalizó el curso nacional en Ezeiza, dirigó el ex Federal B, el actual Regional Amateur y las ligas de la zona. Pero el partido del sábado entre Newell’s y Unión fue especial porque “generó muchas expectativas a nivel nacional por todo el contexto que estamos viviendo, ya que fue el primer partido después de seis meses”, así que muchos lo siguieron, más porque se suspendieron por lluvia otros amistosos en Buenos Aires. Y se fue conforme: “Las decisiones que tomamos fueron las correctas en su mayoría (como el penal a Mariano Bíttolo que derivó en gol de Scocco), sin dejar de lado que hay detalles por corregir. Me capacité para dirigir estos encuentros y deseo con mucho fervor ser árbitro de AFA”, siguiendo los pasos de Nazareno Arasa, Matías Bianchi, Maximiliano Macheroni y Gonzalo Ferrari, los jueces de acá que ya dirigen en AFA.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario