Newell's

Cuffaro se curó y entrena con todo

El mediocampista dejó atrás un tumor y Newell's le dijo que lo evaluará.

Lunes 13 de Mayo de 2019

Hace dos semanas que Ignacio Cuffaro entrena en el Centro de Entrenamiento Jorge Griffa. Quedó atrás la operación por un cáncer y la quimioterapia y Newell's le abrió las puertas para que se recupere física y futbolísticamente. El coordinador del fútbol juvenil rojinegro Enrique Borrelli le dijo que se pusiera a punto y que lo observará para ver si tiene alguna chance de quedarse. "Mi carrera la voy a seguir. Si es acá sería un golazo. Pero si me tengo que ir, no hay problemas", dijo el mediocampista surgido en el club del Parque y cuyo último equipo fue Drava Ptuj, de la 2ª división de Eslovenia.

"Esta semana arranco los entrenamientos de fútbol. La reserva comienza a practicar pero no sé si lo voy a hacer con ese grupo. Estoy tranquilo y contento. Por el momento entreno por la mañana con un profe que me destinó el club y a la tarde voy a un gimnasio por mi cuenta", contó el futbolista de 22 años.

"Enrique (Borrelli) me dijo que me ponga bien físicamente y después me va a ver. Mi carrera la voy a seguir. Si es acá sería un golazo, por el tema de estar cerca de mi familia y por los controles que tengo que seguir haciendo. Es una oportunidad, una chance. Pero si me tengo que ir, no hay problemas. Me estoy poniendo bien físicamente para seguir mi carrera acá o dónde sea", agregó.

"Hablé con mi representante y tenemos algunas oportunidades de afuera, de Europa. Si Newell's me quiere, obviamente que me quedo. Pero más allá de eso, creo que estaré acá un mes y luego veré", añadió.

Cuffaro es un agradecido a la dirigencia de Newell's. "El club no me puso ningún límite y puedo seguir entrenando ahí. Me pusieron a disposición un profesor, una nutricionista y un psicólogo", dijo.

"El lunes que volví a entrenar lo hice media hora y tuve que parar. El cuerpo no me daba más. Fue duro el tratamiento de quimioterapia y eso me llevó a quedar fuera de ritmo y estado", explicó.

"Pero de a poco siento que el cuerpo me está respondiendo, me crece el pelo. Después del 20 de mayo tengo el primer control. Debo hacerlo cada dos meses. En el caso de que me vaya de Rosario, tengo que llevar la historia clínica y controlarme dónde esté", contó.

Cuffaro confía que "en una semana más de entrenamiento", se pondrá "bien para jugar". Es lo que deseaba antes de que estuviese curado y que le había manifestado a Ovación: "Quiero volver a jugar, cuándo pueda, dónde sea y cómo sea".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});