Ovación

Color esperanza

Domingo 06 de Enero de 2008

Ramiro Fassi pertenece a la cofradía de los luchadores. Es un producto de su abnegación y de esa manera se abrió camino en el fútbol. Luego de un año a préstamo en Sporting Cristal de Perú, el Colorado (25 años) regresó a Arroyito para ofrecer su espíritu de sacrificio en un momento complicado. “Soy hincha de Central y se sufre el doble cuando estás afuera. Lo mío es el trabajo y el esfuerzo y voy a tratar de ganarme un lugar”, señaló el defensor tras la práctica de ayer en Palos Verdes. “Estoy muy contento de volver porque me crié en este club y acá hay un grupo bárbaro”, comentó el zaguero a manera de postal de su retorno.
  —¿Cómo fue el paso por Perú?
  —Me fue bien, jugué bastante y fue una buena experiencia. Participamos en Copa Libertadores. El torneo peruano es muy difícil porque se juega en la altura, con mucho calor y tiene muchos partidos. Me sirvió mucho jugar allá.
  —Fuiste a un club ordenado, muy diferente a los argentinos.
  —Sporting es un club bárbaro, de gran nivel. Como pertenece a una cervecería muy importante tiene todo muy armado, cumplen con los sueldos y está todo organizado. Hay que tratar de copiarlos.
  —¿Sufriste viendo de afuera la crisis de Central?
  —Fue terrible. Soy hincha y se sufre el doble. Además desde afuera no podés hacer nada. Lamentablemente Central está atravesando una mala situación pero va a salir adelante.
  —¿Cómo se entiende lo que le pasó al club cuando se toma un poco de distancia?
  —Se veía todo con mucha tristeza, sobre todo desde el plano dirigencial. No se veía un rumbo, aparecían muchas irregularidades y daba un poco de bronca. Pero acá hay buen material, siempre lo hubo, para dar vuelta la historia.
  —¿Las partidas de Ledesma y Azconzábal abren chances en la defensa?
  —Como siempre hay muchos chicos de abajo que también la vienen luchando. Lo mío es el trabajo y el esfuerzo y estoy tratando de ganarme un lugar. Todos quieren jugar, así que ojalá que juegue el que esté mejor para el bien de Central.
  —¿Cuántos puntos tienen que hacer para zafar?
—Se habla de 30 puntos o más. Pero la clave será ganarle a los rivales directos. Creo que con eso hay un buen piso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario