Newell's

Clima enrarecido

La lepra estuvo poco en contacto con la gente. Pegó rápido la vuelta.

Lunes 16 de Marzo de 2020

El ambiente estuvo enrarecido. Se percibía en todos lados, en la previa, en el estadio y en el pospartido. El plantel de Newell’s trató de mantener el mínimo contacto con la gente, más allá de la predisposición que mostró en el mismo momento que llegó a Santiago del Estero para dejarse fotografiar con algunos hinchas. A cada instante, el coronavirus fue el tema de conversación. Antes de jugar, hubo especulaciones de toda clase y la sensación de que podía ser el último partido de la lepra en la Copa Superliga, aunque la AFA luego confirmó que el torneo no se detendrá.

   La impresión es que todos querían que este encuentro pase cuanto antes. Apenas concluyó el partido, los jugadores se ducharon y de inmediato partieron hacia el aeropuerto de Santiago del Estero para subirse al chárter que los depositaría en Rosario en las primeras horas de hoy. Lo hicieron envueltos en dudas sobre la continuidad de la Superliga.

   Fue un clima distinto al que se vive en cualquier previa a un partido. En el hotel donde concentró, el plantel extremó mucho más de lo habitual el contacto con las personas, más allá de la predisposición de saludar a algunos hinchas en el aeropuerto y en el lobby del hotel apenas arribó a Santiago.

   Los futbolistas permanecieron casi todo el tiempo en sus habitaciones y siguieron atentos las últimas novedades con respecto a las medidas de prevención sobre el coronavirus. El cuerpo técnico y los directivos también se mantuvieron informados, expectantes de las definiciones de ayer del gobierno nacional.

   El único momento en que el equipo dejó sus habitaciones fue ayer por la mañana para cumplir una activación muscular, considerando que el partido se jugaba bien tarde. En el hotel, los rostros y gestos de los empleados no escaparon al clima de incertidumbre y preocupación que se vive por estas horas en el país.

   Hubo rumores de todo tipo, incluso hasta de una posible suspensión del partido de anoche, dependiendo de lo que anunciara Alberto Fernández. Pero el mandatario, por el contrario, planteó que el fútbol se jugará a puertas cerradas. Y un rato más tarde, la AFA informó que el torneo proseguirá.

   El plantel volvió a Rosario esta madrugada y, por lo visto, tendrá que enfocarse en Patronato, aunque obviamente no se desentenderá del tema que preocupa a todos los argentinos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario