Ovación

Central y los goles que ya van a venir

Alejo Veliz, recién a los 17, llegó a Central desde Unión y Deportiva Cultural de Bernardo de Irigoyen, hizo 4 goles en reserva y el Kily lo llevó al banco.

Martes 22 de Junio de 2021

Alejo Veliz es uno de los delanteros que tiene la reserva de Rosario Central al cual ya el Kily González, a fuerza de los goles que hizo, le dio la chance de ser suplente en 1ª: ante Estudiantes en la Copa de la Liga Profesional y contra San Lorenzo, en el Gigante, en la Copa Sudamericana. Tiene los sueños de cualquier chico de pueblo. Jugar en el club de su lugar de origen y en el futuro ser parte de un plantel profesional para poder vivir del fútbol y retribuir de una forma todo el sacrificio que hizo su familia para que él pueda estar viviendo este presente. Esta es su historia:

Sus comienzos

“Comencé a jugar al fútbol a los 3 años gracias a mi viejo. Me llevó al club del pueblo donde vivíamos que es Godeken donde hice el baby. A los 6 años nos vinimos a vivir a Bernardo de Irigoyen, provincia de Santa Fe. Estuve siempre en Unión Deportiva y Cultural de ese pueblo donde realicé todas las inferiores. Mi posición no siempre fue la de delantero. Antes era un volante suelto que jugaba atrás del delantero, tipo enganche”.

El amor por el club del pueblo

“En el último año de inferiores en Bernardo de Irigoyen, cuando tenía 16 años, los sábados jugaba en mi categoría con Unión Deportiva y Cultural, y los domingos subía para jugar en la reserva del club de mi pueblo que fue un sueño porque es un club que amo. Allí pude jugar una final en reserva, aunque lamentablemente no se dio el resultado, contra Santa Paula de Gálvez en 2019 y fue lo más lindo que me pasó. Somos un pueblo de 1.800 habitantes y todos los chicos en lo único que pensamos es en jugar en la primera de acá. Todos los domingos íbamos a ver la 1ª y queríamos estar ahí. Cuando me avisaron por primera vez que estaba citado para 1ª fue una sensación muy linda. Nosotros participamos en la Liga Galvense, donde la cancha más picante para jugar es la de La Pepita de Coronda. El clásico es contra Irigoyense, de Pueblo Irigoyen, que está a 6 kilómetros de nuestro pueblo. Me fue muy bien en esos partidos. El último año en inferiores, en 2019, en 3ª, hice 26 goles y fui el goleador de mi categoría mientras que en reserva hice 10 goles”.

La llegada a Central

“En Central me hicieron la primera prueba de cuatro días a finales en 2019 gracias a un pariente, Javier Colombari, y a un amigo. Hicimos fútbol, me fue bien y me dijeron que había quedado y que tenía que volver a la pretemporada a principios de 2020. Cuando llego con todos los papeles justo en mi división cambiaron de técnico. Estaba Lucas Cisneros y había agarrado el Ale Fernández. Por lo cual tuve que hacer otra prueba más para tener el visto bueno del nuevo entrenador. Estuve dos semanas en la pensión del club y gracias a Dios me pude quedar”.

La pandemia lo frenó un poco

“A principios de 2020 pude fichar, hice la pretemporada, estaba por debutar en inferiores y justo en marzo vino la pandemia. Ahí empecé a pensar en muchas cosas. Que estaba grande y que nunca había jugado en el club. Y empezar con 17 años en una nueva institución, creí que iba a ser muy difícil porque no me conocía nadie y no había podido jugar ningún partido. Pero seguí entrenando en mi casa ya que mi sueño siempre fue vivir del fútbol”.

La familia es lo primero

“Somos una familia bastante numerosa. Vivo en mi pueblo con mi mamá, Andrea y mi hermanita, de casi 2 años, que se llama Bruna. Tengo un hermano, Sebastián de 24 años, que trabaja en La Rioja y mi papá, Sergio. Somos una familia muy unida. Mis dos abuelos maternos, Heraldo y Catalina, representan mucho para mí. Además de mis tíos Marisa, María, Carlos y Pablo que también me ayudan mucho”.

La adaptación al nuevo grupo

“Los chicos de la categoría 2003 son muy buena gente. Obvio que al principio como el grupo ya estaba formado me costó un poco. Pero con el pasar de los días y al estar en la pensión ya era diferente. Hice buena amistad con Rodrigo Mosqueda Rojas, Tomás Pieters y Valentino Quintero”.

Estreno en inferiores

Si bien firmó en el club en marzo de 2020 el Covid 19 hizo que su primer partido oficial fuera recién el 20 de febrero de 2021 cuando la 5ª división de Central derrotó en Junín 3 a 1 a Sarmiento con goles de Máximo Alcaraz, Milton Benítez y Luciano Martín Ferreyra y la dirección técnica de Román Raponi. En ese partido ingresó en el segundo tiempo por Milton Zanotti.“Fue una sensación muy linda entrar al vestuario y ponerme la camiseta de Central por primera vez. Pensaba en mi familia por todo el sacrificio que hicieron por mi y estaba cumpliendo mi sueño de estar en un club profesional. Además era mi primer viaje como jugador de fútbol en partidos oficiales ya que nunca había salido de la Liga de mi pueblo”.

Tripleta en el debut en reserva

Un mes después de debutar en 5ª de AFA, el 26 de marzo de 2021, se produjo su debut en reserva ante Central Córdoba de Santiago del Estero, con Adrián Dezotti como DT, en Arroyo Seco. Esa mañana muy lluviosa fue al banco, ingresó a los 57’ con la camiseta 21, en reemplazo de Franco Bustos Glavas, y se llevó la pelota a su casa porque en 18 minutos (desde los 57’ hasta los 75’) marcó los tres goles del equipo (uno de derecha, uno de cabeza y uno de zurda) para ganar 3 a 1. “Ese día ante los santiagueños marcó un antes y después en lo que va de mi corta carrera. Porque yo tenía poco tiempo en Central y no me conocían mucho. Y quizás hasta el Kily tampoco me conocía. Pero al ser un partido que fue por streaming todos lo pudieron ver, y haber hecho 3 goles me ayudó a ser un poco más conocido en el ámbito del club y que el DT de primera me mire con otros ojos. En ese partido empecé a calentar y estaba hermoso para entrar. Perdíamos 1 a 0 y era un día de lluvia, un partido medio trabado, para aguantar, generar faltas y me caracterizo por eso. Sabía que la posibilidad de entrar era chica porque había otros compañeros que tenían prioridad. Pero me tenía fe, y sabía que si entraba tenía que dar lo mejor para demostrar que tengo ganas de jugar en Central. Recuerdo que me llama el Puma Rodríguez y estaba a 50 metros. Y esa distancia creo que la hice en 5 segundos porque tenía mucha alegría y mientras iba corriendo me saqué la pechera y hasta el pantalón largo. Entré tocado por la varita mágica. Porque en la primer pelota que toqué vino el gol del empate y eso me dio confianza y vinieron los otros dos goles. En mi pueblo estaban muy contentos. Hacía mucho tiempo que no iba para allá y después de ese encuentro contra Central Córdoba me fui a Bernardo de Irigoyen y en la entrada me esperaron con banderas de Unión y remeras de Central, fue muy emocionante y conmovedor. Porque ver amigos y gente grande, todos apoyándome fue una gran alegría”.

Primera concentración

“Ese viernes empatamos 1 a 1 con Estudiantes en reserva y el Kily me dijo que tenga la mente preparada porque iba a entrar pero lo tenía que hacer al máximo. Cuando ingresé pude hacer un gol pero perdimos. En lo personal me sirvió porque los delanteros vivimos del gol. Estaba re caliente por la derrota hasta que vino un ayudante del Kily cuando me estaba terminando de cambiar y me dijo que el DT quería hablar conmigo. Me preguntó si tenía molestias o cansancio y me dijo que descanse viernes y sábado porque el domingo me llevaba al banco de 1ª. No lo podía creer, se dio todo muy rápido y era difícil de asimilar. Me hice el fuerte delante de ellos pero cuando llegué a la pensión lloré de la alegría. El primer mensaje fue con el grupo de whatsapp de la familia y cuando les conté lo de la convocatoria se pusieron muy contentos. Cuando vi mi nombre en la página web del club entre los concentrados fue un momento que nunca voy a olvidar”.

Las primeras camisetas

“A partir de esto hay que seguir día a día trabajando en mi división para que me tengan en cuenta en primera. La camiseta 24 que usé contra Estudiantes cuando fui al banco se la dí a mi mamá y ya la tiene encuadrada y colgada en la pared. Y la 50 que me dieron con San Lorenzo se la regalé a mis primos Franco y Ezequiel Rodríguez, que son super fanáticos de Central, tienen una pollería acá en el pueblo y ya la tienen colgada en el negocio”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario