Central

Central fue una sombra y recibió una goleada histórica en Avellaneda

Independiente vapuleó al equipo de Diego Cocca por 5 a 0, y si la diferencia no fue superior respondió a que los jugadores de Pusineri se preservaron para el clásico que sostendrán con Racing

Sábado 01 de Febrero de 2020

Fueron cinco. Pudieron ser más.

A Diego Cocca se le cayó el sistema. Cuando en el entretiempo quiso resetear a su equipo ya era en vano. Porque a esa altura no había manera de establecer formas ni contenido. Independiente fue un virus rápido, contundente e implacable. Que dejó fuera de servicio a un Central que está lejos, muy lejos de ser el que jugó en 2019. Y allí las responsabilidades no están sólo dentro del campo, sino también afuera. Porque los diseñadores y programadores de este modelo son partícipes de esta pobre puesta en escena. Donde no hubo nunca equivalencias entre ambos equipos.

Independiente vapuleó a Central de punta a punta. Lo tuvo a merced desde el inicio. Y si el resultado final no fue peor, respondió a que los de Pusineri disminuyeron la intensidad pensando en el clásico de Avellaneda del próximo fin de semana. 5 a 0. Huelgan las palabras. Pero la exigencia del análisis impone comentarios.

Central ante Huracán había dado claros indicios de que el equipo de Cocca ya no era el mismo del año pasado. El funcionamiento había declinado en la tabla comparativa. El exilio de varios jugadores resintieron el andamiaje y las incorporaciones aún no resolvieron las vacantes. Y si la endeblez del rendimiento se camufló por la victoria agónica y la debilidad del Globo, en esta oportunidad Independiente desnudó la realidad canalla. Lo dejó al descubierto. De una forma cruel. Que cala hondo. Y exige respuestas reparadoras.

La defensa canalla perdió consistencia porque fue el sector del que más emigraron. Los volantes de contención esta vez quedaron en considerable inferioridad numérica porque tácticamente Independiente lo liquidó. Y los jugadores ofensivos de Cocca, por más que roten, si no articulan será imposible que desnivelen. Así entonces, como fueron cinco, pudieron ser seis, siete u ocho goles. Y si no llegaron fue porque Ledesma tapó varios remates.

Estas goleadas dejan mensajes. Claros y concretos. Deben corregir rápido y modificar la desagradable imagen futbolística que mostraron en Avellaneda. Y trasladaron a Rosario. Porque una goleada así no hay manera de que le escape a lo lamentable.

En la primera jugada que pergeñó Independiente alcanzó la ventaja, a los 3 minutos, cuando un centro de Lucas Romero quedó flotando en el área canalla y apareció Barboza para festejar.

Independiente desde allí construyó un dominio total. Velocidad y sincronización eran cualidades con las que Independiente atacaba y generaba zozobra. Una y otra jugada dentro del área fueron despejadas por Jeremías Ledesma. Todo era rojo.

Como contrapartida Central era un equipo largo, inconexo y con los volantes ofensivos y delanteros rotando.

Por eso la amplia supremacía del local se reflejó a los 32 minutos cuando luego de una estupenda jugada, Sánchez Miño metió un centro a la cabeza de Leandro Fernández, que la colocó lejos de Ledesma.

A esa altura Central era una sombra que deambulaba por la cancha sin destino cierto, al que Independiente no le tuvo piedad. Porque a los 40' Braian Romero empujó otro centro para celebrar el tercero y hacer delirar a todo el estadio.

¿Central? Mal, muy mal.

Siempre el comienzo del complemento ofrece una expectativa de posible recuperación. Pero no. Sólo un atisbo que se diluyó a los 52, cuando Silvio Romero clavó la pelota en un ángulo por sobre el cuerpo de Ledesma.

Y un rato después llegó el quinto. Roa, el que había ingresado por Silvio Romero, también quiso el suyo.

Suficiente. La goleada ya había lacerado a un Central que fue una sombra. Y que ahora deberá cicatrizar heridas y tratar de volver a ser.

Independiente: Martín Campaña; Fabricio Bustos, Alan Franco, Alexander Barboza y Juan Manuel Sánchez Miño; Domingo Blanco (90' Braian Martínez) y Lucas Romero (78' Lucas Martínez); Braian Romero, Leandro Fernández y Cecilio Domínguez; Silvio Romero (64' Roa). DT: Lucas Pusineri.

Rosario Central: Jeremías Ledesma; Damián Martínez, Facundo Almada (18' Cristian González), Emanuel Brítez y Nicolás Colazo; Ciro Ríus, Emmanuel Ojeda (68' Pereyra), Fabián Rinaudo y Diego Zabala; Marco Ruben y Lucas Gamba (55' Ribas). DT: Diego Cocca.

Gol: 3' Barboza (I), 32' Fernández (I), 40' B. Romero (I), 52' S. Romero (I), 73' Roa (I)

Estadio: Libertadores de América.

Árbitro: Mauro Vigliano.

TV: TNT Sports.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario