Ovación

Central, en busca de un desayuno Monumental

El canalla va por la heroica ante el River campeón de América. El entrenador Diego Cocca busca equiparar fuerzas con el ingreso de Emmanuel Ojeda en el medio. Los auriazules intentarán ganar en Núñez tras 22 años.

Domingo 10 de Noviembre de 2019

Central y River hoy están en las antípodas en cuanto al presente futbolístico. Porque los canallas están focalizados en recomponer el promedio y lograr que el ciclo de Diego Cocca al frente del equipo logre echar raíces definitivamente, ya que incluso antes de vencer el pasado sábado a Godoy Cruz el DT había reconocido que si no ganaba armaba el bolso y se iba de Arroyito. Pero la reparadora goleada 5 a 2 frente al Tomba le renovó el plazo fijo. En este escenario de camino de cornisa los auriazules visitarán hoy, a las 11, a la implacable formación de Marcelo Gallardo. Un River que suele despachar rivales con la naturalidad y suficiencia que lo hace un panadero los domingos a la mañana con sus clientes. Igual, el fútbol siempre entrega un resquicio para que el que llega como punto haga saltar la banca. Y Central intentará que la misión que se presume casi imposible, por la distancia de funcionamiento y juego entre uno y otro, se haga realidad y haya batacazo canalla en el Monumental.

   Todos los partidos comienzan en el minuto uno y terminan en el 90, por lo que los antecedentes allí en la cancha quedan de lado. Pero eso no impide desconocer que tanto Central como River llegan con una historia reciente muy disímil sobre el lomo. El mapa futbolístico actual entrega polos diametralmente opuestos, con un Central que tras vencer al Tomba intentará dar dos pasos seguidos hacia adelante y un River que viene dulce y apunta los dardos a conseguir la doble corona en la Libertadores.

   Incluso esta asimetría previa la reconoció con acierto el propio DT Diego Cocca desde lo táctico, que apostará por reforzar la zona de contención con el pibe Emmanuel Ojeda, formando un triple cinco junto a Fabián Rinaudo y Leonardo Gil, con el propósito de que los volantes incisivos de River encuentren un camino de obstáculos en el afán de atacar el área de Jeremías Ledesma.

   No hay ninguna duda de que el gran desafío de Central será achicar las diferencias reales que hay en el volumen de juego a favor de River. Y para ello el canalla deberá tener la paciencia de un monje, el orden de un ejército, la disciplina de un científico y la repentización de un artista, todo para apostar a un partido largo. Que siempre lo tenga con vida en cuanto al resultado y sabiendo que si hay un rival que ante el mínimo error te hace sacar del medio, ese es justamente el River multicampeón de Gallardo.

   Por ello, más allá del resultado final, Cocca y sus muchachos harán buena parte de la faena si logran ser competitivos en el Monumental, porque si bien sumar un punto sería más que satisfactorio y atesorar los tres un gol de media cancha, hay que reconocer que un traspié digno no significaría, para nada, el fin del mundo.

   Claro que Central por historia sale a ganar en todas las canchas y esta vez no será la excepción, pero justamente para intentar el batacazo hay que reconocer las distancias previas en el presente de uno y otro equipo. Y Cocca ya lo hizo apostando por reforzar el medio con Ojeda, aunque la incógnita será ver su ritmo en cancha, ya que venía jugando con la reserva y de zaguero central.

   Que el Monumental es una cancha incómoda para el canalla no es novedad. Si el último festejo se remonta a 1997, en la gran victoria por 3 a 1 del equipo que dirigía Miguel Angel Russo. Y Cocca buscará cortar con estos 22 años sin victorias auriazules en Núñez.

   Al que madruga Dios lo ayuda y por ello Central deberá despabilarse bien temprano. La mañana de domingo lo encontrará luchando y animándose a jugar en suelo millonario. Es cierto que River por proponer entrega licencias en el fondo que Riaño y Gamba deberán capitalizar con astucia. Y, atrás, tanto Novaretti como Barbieri no tendrán margen para las dudas.

   El desayuno está servido. Hay promesa de emociones y vértigo en el gran choque del Monumental. Central va con ilusión de ser competitivo y desde allí soñar con rescatar puntos en un escenario adverso en la previa. Es que el canalla hoy quiere ser millonario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario