Ovación

Boxeo: Narváez iba por una nueva defensa

El Nuevo Palacio Aurinegro, el moderno gimnasio de Puerto Madryn, explotaba anoche con una cita de lujo: la presencia de su hijo dilecto, Omar Narváez. El chubutense enfrentaba al cierre de esta edición una defensa brava de su corona mosca OMB...

Sábado 26 de Enero de 2008

El Nuevo Palacio Aurinegro, el moderno gimnasio de Puerto Madryn, explotaba anoche con una cita de lujo: la presencia de su hijo dilecto, Omar Narváez. El chubutense enfrentaba al cierre de esta edición una defensa brava de su corona mosca OMB, quizás la más complicada de las doce que sostuvo, once de las cuales sorteó ya con éxito. Es que enfrentaba al colombiano Carlos Tamara, un boxeador con hambre de gloria y que llegaba de destronar al ranqueado número uno.
Si el invicto Narváez vencía habrá quedado a dos defensas del récord que mantiene Carlos Monzón. Y hacia ese objetivo iba el chubutense, hasta el momento criticado por no enfrentarse a rivales de mucha monta ni en lugares que entrañen mayores riesgos.
Igual, el chubutense es un ejemplo de profesionalismo con 32 años y una mano izquierda dos veces fracturada, y quiere seguir haciendo historia. Al cierre de esta edición recién se iniciaba el segundo de los cuatro preliminares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario