Central

Bauza piensa armar un nuevo modelo

El Patón avisó que necesita meter mano en el equipo para visitar Boca luego de la goleada y el flojo rendimiento sufrido ante Unión. Carrizo y Camacho volverían por izquierda y derecha, respectivamente. Y Lovera sería titular en lugar de uno de los delanteros.

Lunes 15 de Octubre de 2018

Las últimas presentaciones de Central dejaron al descubierto un funcionamiento que si bien ya venía en declive encontró su pico más bajo de rendimiento en la goleada en contra frente a Unión. Y lo que dejó ese traspié es justamente la idea de que algún golpe de timón tendrá que pegar Edgardo Bauza, más teniendo en cuenta que el próximo rival es nada menos que Boca, por la Superliga.

Lo que parecía una sensación durante la semana pasada, respecto de que podía haber modificaciones para la próxima presentación del canalla, se transformó casi en una sentencia después de algunas frases contundentes de parte el técnico Edgardo Bauza en la extensa entrevista que Ovación publicó en su edición de ayer. Por eso hoy se puede decir que "seguramente" habrá variantes, no sólo en cuanto a nombres, sino también en lo que tiene ver con cuestiones tácticas, más allá de las declaraciones que hizo minutos después de la caída ante Unión.

   "No creo que sea problema del esquema", dijo el técnico auriazul en la conferencia de prensa pospartido contra el tatengue. Un pensamiento acorde a su modo de entender el fútbol. Es que casi siempre jugó de esa forma y es lo que viene utilizando desde que se hizo cargo del equipo.

No obstante, el cuerpo técnico trabaja pensando en que algo deberá tocar. Hasta que no haya confirmación de parte del técnico se puede especular con muchas cosas, pero el propio Bauza adelantó ya algunas de ellas.

En principio hay algunos nombres que no estuvieron en el último partido que podrían recuperar su lugar en el equipo. Washington Camacho es uno de ellos y Federico Carrizo, el otro.

Lo del uruguayo es más que entendible por la sencilla razón de que fue siempre titular con Bauza y ante Unión no pudo estar producto de una molestia. Ahora, ya entrenando normalmente desde hace un par de días, sus chances seguramente se potenciarán. Y ligado a eso está lo que fue el rendimiento de José Luis Fernández (su reemplazante contra el tatengue), que estuvo muy por debajo de lo esperado por el cuerpo técnico.

Pero sin dudas el otro protagonista de esta historia de posibles cambios es el que más expectativas genera. Se trata de Carrizo. El Pachi fue sostenido por Bauza en los primeros partidos, aun cuando su nivel también estuvo debajo del ideal, hasta que en un determinado momento el Patón decidió excluirlo del equipo titular para darle lugar a Andrés Lioi.

Claro que esas "expectativas" a las que se hace referencia no tienen que ver exclusivamente con el retorno propiamente dicho del volante cordobés, sino por la posición que pueda llegar a ocupar. Es que una de los principales puntos que se le marcaron al técnico es que siempre lo utilizó por el carril derecho, donde no se siente del todo cómodo. Por eso una posible vuelta del Pachi abre, aunque pequeña, una incógnita sobre dónde jugará. Si va a la izquierda será definitivamente una apuesta fuerte por parte del técnico. Si se mantiene sobre la derecha será insistir con algo que hasta aquí no dio demasiados resultados. Pero, claro, el DT es el que mejor conoce a los futbolistas y es él quien piensa primero y decide después sobre la posición en la que cada uno de los futbolistas mejor le pueden rendir.

De todas formas, ya hubo un paso que dio el técnico, que no se sabe si será determinante, pero sí se lo puede tomar como novedoso. En la práctica de fútbol del viernes, donde el DT tuvo muchas bajas, Carrizo fue a la izquierda y Camacho a la derecha. Todo parece ser algo más que un mero indicio.

A más de una semana del partido (el choque ante Boca está previsto para el sábado 20), la decisión de jugar con Carrizo y Camacho nuevamente desde el arranque es lo que más fuerza toma, teniendo en cuenta el contratiempo que sufrió Lioi en el entrenamiento del miércoles. El mediocampista recibió algunos puntos de sutura tras un corte que sufrió en la rodilla por un golpe con uno de sus compañeros, lo que lo obligará a cuidarse algunos días y no ser exigido.

¿Y arriba?

"De Zampedri, Ruben y Herrera va a jugar uno". Esa fue otra de las frases fuertes del Patón en el mano a mano con Ovación, lo que habla a las claras de que en esto de intentar cambiar la fisonomía del equipo se incluye a la delantera, donde se prescindiría, por primera vez, de la dupla de centrodelanteros. ¿Con qué objetivo? Darle la chance a otro futbolista, de distintas características, que no sería otro más que Lovera.

Eso puede traer aparejado un pequeño cambio en el esquema o no, depende dónde se mueva el formoseño en caso de que le toque jugar. Se mantendría el 4-4-2 si va por afuera, bien adelante, o se viraría al 4-4-1-1 si su función será flotar detrás del único punta definido.

Ahora, si la opción es Lovera, ¿quién deja el equipo? Zampedri se está recuperando de una molestia en el tobillo que lo mandó al banco ante Almagro y lo tuvo fuera de los 18 frente a Unión. Pero si se recupera le peleará el puesto a Ruben. Y para el capitán la cosa no será del todo sencilla tampoco, ya que la semana pasada sintió una molestia en el isquiotibial que no lo dejó moverse con normalidad.

Demasiadas alternativas para la previa de un partido caliente como el que se espera en la Bombonera, pero todo va camino a que algunas de ellas se darán. Al menos es el pensamiento de un cuerpo técnico que entiende que algún tipo de retoque deberá meter teniendo en cuenta lo que fue la última puesta en escena.

En un terreno especulación, hoy un probable equipo sería con: Ledesma; Bettini, Caruzzo, Cabezas y Parot; Camcho, Ortigoza, Gil y Carrizo; Lovera; Zampedri.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario