Sábado 07 de Septiembre de 2019

Cómo olvidarse de aquella noche con Diego Maradona. Si todo lo que vivió quien escribe estas líneas quedará colgado del almanaque para la eternidad. Ya pasaron 15 años y pareciera que fue ayer ese toma y daca con el Diez. Aún está dando vuelta por la cabeza, como si fuera una dama encantada, el llamado del por entonces presidente de Newell's Eduardo López al periodista: "Preparate que esta noche va a haber una sorpresa". Toda una habitualidad en la vida de López, un hombre de perfil subterráneo, siempre decía las cosas a medias. Aunque al final desarmó la incógnita: "Hoy estará Maradona en la cancha. Si al diario le interesa, podés vivir el partido con él al lado y hacerle una nota antes de que tome el taxi aéreo para Aeroparque. La única condición es no molestarlo mientras esté en el palco presidencial", fue el pedido de López. La petición al enviado de Ovación fue procesada con la debida reserva y se cumplió al pie de la letra. Es que observar un partido junto a Diego era y es doctorarse en la universidad futbolística de Harvard. Fue justamente eso. Los recuerdos golpean la memoria y todavía repiquetean cuando Diego le comentó al periodista tras una genialidad de Marino en la goleada leprosa por 5-2: "Viste lo que hizo Marino, nene. Está para la selección". Maradona químicamente puro. Siempre en la exageración. Como en la entrevista a solas que concedió en el hotel Riviera ya de madrugada: "Los cinco los hice yo", fue el título de la nota de aquella noche mágica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario