Newell's

Newell's necesita calidad institucional

Las últimas comisiones directivas terminaron deshilachadas, por lo que previo a las elecciones la política rojinegra debe mejorar el nivel de debate y contar sus programas de gobierno, si es que lo tienen

Miércoles 10 de Febrero de 2021

Newell's necesita calidad institucional. Las últimas comisiones directivas fueron cerrando sus mandatos en forma residual, deshilachadas y dejando al club sin la importancia de un cuerpo colegiado. Quebrando la representación y el mandato social delegados a través de las elecciones democráticas. Y abonando un terreno para que cualquier intento individualista y autoritario se haga del poder para sostenerse después con la formalización de la marginalidad.

Para que Newell's alcance esa calidad institucional, es indispensable que la política rojinegra eleve su nivel. Para que ello suceda es imprescindible ampliar el compromiso y la participación de los socios, a sabiendas de que la pluralidad amplía el abanico de ideas, propuestas y la constitución de equipos de trabajo. Porque sin esos nutrientes, todo se reduce a lo que se percibe en la previa de las próximas elecciones: la injuria, difamación y el cruce de acusaciones sobre aspectos personales. Y haciéndose para ello de la complicidad de eventuales voceros. Es evidente que resulta más barato contratar sicarios mediáticos que elaborar un programa de gobierno.

Discursos de campaña falaces y ofensivos a la inteligencia colectiva es lo que predomina el escenario político a un puñado de semanas de los comicios, tanto que fue paradójico en la última asamblea escuchar el pedido de respeto a las diferentes opiniones al tiempo que se proponía no abrir la lista de oradores. Y más incomprensible resultó que nadie haya solicitado lo contrario.

Newell's merece mayor calidad institucional. Como así un mejor nivel de debate político. Claro que para ello requiere de los sectores una elaboración de propuestas programáticas. Que si las tienen, hasta ahora no la expusieron. Tal vez porque subestimen al socio. Creyendo que sólo se trata de lo que ocurre en la cancha. Lo que no terminan de comprender es que hace rato el público entendió que un equipo en el campo de juego representa deportiva, social y económicamente la gestión de los directivos de turno.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS