Opinión

Los candidatos ponen toda la carne al asador

Claves. A casi dos semanas de las Paso predomina una notable paridad en los frentes, según más de quince encuestas consultadas. Se vienen días clave

Jueves 26 de Agosto de 2021

A 18 días de las elecciones, pareciera que la campaña nunca empezó. Salvo por los spots que rotan en los medios a toda hora.

  Nadie puede sorprenderse por esta ausencia absoluta de clímax electoral. Desde esta columna se anticipó varias semanas atrás que la campaña nunca alcanzaría interés popular, ni siquiera en las semanas previas. Los que sí ahora apretarán el acelerador tratando de sacar beneficios comparados son los candidatos.

  De la lectura de unas quince encuestas que llegaron a manos de quien escribe esta columna lo único coincidente es la paridad en todos los frentes políticos. Puede ganar uno u otro candidato/a, pero los cálculos no van más allá de uno o dos puntos de diferencia. Alguna marca cuatro puntos y medios. En estas dos semanas que faltan se jugaran el resto tratando de hacerse visibles.

  En el Frente de Todos, no habrá el plus que podría traer la nacionalización de los comicios, por una simple y rampante motivación: el presidente Alberto Fernández y su gobierno están en el peor momento desde la asunción. Por eso, más que por ninguna otra cuestión, Fernández decidió no venir a la provincia de Santa Fe antes de la interna.

Viaje prohibido

“Mire, el motivo formal es que el presidente no quiere involucrarse en un escenario tan picante como el de Santa Fe. Pero la verdad es que todos saben que Alberto sería como un collar de sandía, atento a que las encuestas lo dan arriba a Rossi pero nada esta definido”, le dijo a La Capital una fuente albertista, cuasi histórica.

  Por eso, más que nunca las listas encabezadas por Marcelo Lewandowski-Roberto Mirabella tienen como principal avalista a Omar Perotti. Ese riesgoso futuro institucional que se abalanzaría sobre el gobierno si pierde el oficialismo peronista y gana la dupla Rossi-Alejandra Rodenas parece haber derivado en la presencia de Perotti, ya no solo como postulante a senador testimonial sino como principal actor en los spots, de la mano de la Billetera Santa Fe, un éxito total.

  La interna peronista está para alquilar balcones, y lo seguirá estando gane quién gane las Paso. El día después del 14 de noviembre empieza la carrera por el 2023. El ganador de la categoría a senador estará primereando para intentar sostener una candidatura a gobernador.

  No es muy diferente el panorama en Juntos por el Cambio, que tendrá dos semanas tremendas en las que se jugarán el resto los cuatro postulantes, muy parejos, muy competitivos. Ya es hora también de que dejen de repetir como un mantra que van a ir al Senado “para frenar a Cristina”, como única propaganda verbal. Deberían proponer también qué tienen pensado fogonear para batallar contra la inseguridad desde el santo grial legislativo.

  A veces parecen mezclarse los discursos de los candidatos a senador como si fuesen postulantes a concejal. En la Cámara alta se juegan partidos de elite, el temario es calificado y Santa Fe necesita de senadores que formen masa critica para obligar al gobierno nacional a que tome decisiones en materia de seguridad.

 Es escandalosa la ausencia en Rosario de la ministra del área, Sabina Frederic, en momentos en que el narcotráfico y sus derivaciones ponen en jaque a una de las ciudades mas importantes del país. Debe decirse que en materia de seguridad es también un desastre el gobierno de Fernández, quien se ha limitado a mandarle mucha plata al gobierno de la provincia pero no ha aumentado la presencia en el territorio. Es hora de que los gobernantes y los candidatos se ocupen de lo importante.

La batalla progresista

En el Frente Progresista los comicios a senador y diputado también importan mucho en presente y futuro. El socialismo intenta que una victoria de Clara García y Mónica Fein sirva para mantener al partido vigente y en condiciones de tener una buena cuota parte en el futuro del Frente Progresista. Enfrente, estarán dos candidatos auspiciados por el intendente Pablo Javkin (Rubén Giustiniani y Palo Oliver). Una buena performance de ambos permitirá que el intendente rosarino alcance proyección provincial en los dos años que restan para los comicios a gobernador e ir por el liderazgo del colectivo.

  Sea pato o gallareta, los peronistas, los cambiemitas y los progresistas deberán acogerse a la máxima política que refiere que el que gana conduce y el que pierde acompaña. De lo contrario, quedarán convertidos en segmentos que se restaran votos entre si.

  En el mientras tanto, los gobiernos tienen mucho para hacer, fundamentalmente en lo que constituye (además de la inseguridad) la principal preocupación: el avance de la vacunación. Hasta aquí, con más de 110 mil muertos, nadie se puede poner cucardas.

  Lo que se debe hacer es activar todos los procedimientos para completar el calendario de vacunación. Aunque haya que hacerlo durante las 24 horas. Es ahora, es aquí.

  Todo lo demás puede esperar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario