Opinión

Candidatos para fines de febrero

Es probable que esta semana el gobernador le ponga precisiones a las dos elecciones provinciales.

Domingo 02 de Diciembre de 2018

Es probable que esta semana el gobernador le ponga precisiones a las dos elecciones provinciales que los santafesinos tendrán en 2019 y que, como se sabe, se desdoblarán de las nacionales, que hace rato tienen fecha: 11 de agosto, las primarias, y 27 de octubre, las generales.

En la Casa Gris, el decreto de convocatoria ya está redactado. Sólo le faltan las fechas. En realidad dos números: el de uno de los cuatro domingos de abril para las Paso (14 ó 21, los más factibles) y de alguno de los cinco que tiene junio (16 ó 23, los que se mencionan), para las generales.

A los dos borradores de cronograma electoral que vienen circulando, ahora se agregó un cambio de último momento: se van a tratar de acortar las distancias entre las primarias y las generales a los fines de posponer lo más que se pueda el plazo para la presentación de candidaturas.

Con las fechas que trascendieron, ese tiempo expiraba a principios de febrero. Ahora se va a ubicar después del 20 de ese mes, con lo que la "rosca" política podrá pasar un enero más tranquilo.

Sobre esta indefinición, que no es tal porque todavía hay tiempo razonable para hacer esta convocatoria, el justicialismo parece haberse focalizado en el lanzamiento de su campaña. Al pedido de informes presentado en la Cámara de Diputados para que se defina el cronograma electoral, ayer en el Congreso del PJ, lo más festejado del discurso de apertura fue cuando el presidente del partido, Ricardo Olivera, se ofreció a enviarle a Miguel Lifschitz un calendario para que pueda fijar el esquema electoral del año que viene.

El consenso de los candidatos

Como se adelantó en este espacio el domingo pasado, Verónica Irizar fue bendecida (todavía de manera informal) como la única candidata a intendenta del socialismo para enfrentar a Pablo Javkin en la interna del Frente Progresista. Con esa definición, el gobernador le puso un poco de claridad a la extensa lista de nominados que se habían lanzado para el mismo cargo, y que prometía seguir aumentando.

El anuncio tuvo algunas particularidades: no fue público ni explícito, ni incluyó declaraciones de los protagonistas, muchos de los cuales quedaron en offside. Es que la confirmación del nombre de la concejala y ex secretaria de Hacienda era un secreto a voces en el partido de la rosa, pero hasta la propia intendenta preparaba un proceso de comunicaciones internas que fue sobresaltado el viernes a la mañana.

Dos reacciones fueron las más escuchadas detrás de las cerradas puertas del socialismo. "No me voy a bajar de un lugar al que nunca me he subido", dijeron varios de los candidatos que ya estaban en campaña pero que no tenían proclamación oficial.

Y la otra fue: "Habrá que esperar que pase algo de tiempo para evaluar si lo que le cierra a un sector del partido, le cierra también a la sociedad". Son quienes sostienen que la precipitación del anuncio tiene que ver con salir a la cancha para dentro de un mes o más medir a la candidata, en comparación con Miguel Cappiello, por ejemplo, que lleva la delantera en los niveles de conocimiento y trayectoria.

"Sirve para medir reacciones, pero faltan acuerdos", se escuchó cerca de despachos oficiales.

¿La interna agranda la general?

Una estrategia que todavía no quedó clara es si a los partidos les sirve disputar una interna o es mejor llevar a un candidato único, fortalecido por el apoyo de todos, a los comicios generales.

Las opiniones están divididas. Los que defienden la interna hablan de un "ejercicio democrático interno" y ponen como ejemplo la elección de Cambiemos en Rosario, donde incluso la suma de votos de los candidatos de las primarias potenció la campaña de la general.

Nadie sabe si el tema está siendo discutido puertas adentro del socialismo, pero parece haber dudas para la confirmación de un candidato a gobernador que le dispute espacio en la interna al ya instalado Antonio Bonfatti. Primero se habló que el candidato de Miguel Lifschitz iba a ser el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, quien ya puso como condición que, además de elegirlo, lo apoyen.

Para algunos sectores del socialismo sería "romper todo" que el gobernador encabece una lista de candidatos a diputados provinciales y lleve de candidato a gobernador a un radical como Pullaro. "Tendrá que ser socialista", dicen sin dudas. Para eso mencionan los nombres de otros miembros del gabinete.

Estas mismas voces son las que prefieren armar lo que llaman un "dueto infalible" con Bonfatti y Lifschitz, en lugar de andar dividiendo esfuerzos en una interna. "Si total, al final van a estar ellos dos en la general. ¿Para qué perder el tiempo", dicen con lógica matemática.

María Eugenia por adentro

Muy entusiasmadas quedaron las autoridades del peronismo santafesino con el congreso de ayer. Es que a los resultados, más o menos previsibles, le sumaron que pudieron garantizar un encuentro ordenado, propio de cuando se plantea un objetivo superior a las diferencias individuales.

Pero lo que más alegría les dio fue la participación de los congresales que responden a María Eugenia Bielsa, e incluso por la presencia de ella misma en las puertas del encuentro. Es que, suponen, este gesto da por tierra con las amenazas de que pudiera postularse como candidata a gobernadora por fuera del PJ. Descuentan que si se presenta, irá por dentro de la estructura partidaria para disputarle la interna a Omar Perotti.

En Cambiemos hay de todo

Tal vez no sea posible contar todo lo que pasa puertas adentro de Cambiemos sin violentar las infidencias de varias fuentes. Pero no parecen ser todas rosas en la candidatura a intendente de Rosario de Roy López Molina, quien ve con preocupación la aparición de algunos carteles séxtuples con el nombre y el rostro de otro concejal de su mismo bloque.

Parece que "el rubio" -como le llaman a quien arrasó en las elecciones de 2017- no estaría conforme con la atención que su partido le está poniendo a las chances de triunfo en el distrito Rosario, para apostar al mismo tiempo a la gobernación de Santa Fe.

Justo ayer se hizo un acto de virtual proclamación de la candidatura de Federico Angelini, al que faltaron varios, entre ellos el mismísimo Roy, y otros nombres de su grupo más afín.

En tanto, Angelini y antes José Corral aparecieron en fotos con Anita Martínez, la concejala de Cambiemos que se disputan para que sea la vice del actual intendente santafesino o encabece una lista de diputados provinciales. En cualquier caso, por segunda vez parece que planea no completar el mandato para el que fue elegida dos años atrás.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});