mujer

Astrología: Las tendencias para el 2008

Cristina Giménez anticipa qué transmitiran y revelan los astros para el nuevo año.

Domingo 06 de Enero de 2008

El año 2008 comenzó con el ingreso de Júpiter a Capricornio. Júpiter es uno de los dos planetas sociales; el otro es Saturno. Estos dos planetas contribuyen a la creación de las estructuras sociales y están asociados a la integración social del individuo. Por eso se lo toma a Júpiter como indicador de progreso, en cambio a Saturno se lo asocia con limitaciones.

  Júpiter representa el principio de expansión y es conocido por la astrología tradicional como el benéfico mayor. Tiene un ciclo de 12 años, es decir que volverá a estar en el mismo signo que estuvo hace doce años atrás. Júpiter otorga crecimiento, libertad, optimismo y confianza, además dignifica y eleva socialmente.

  Su contrapartida es Saturno, llamado planeta del "karma". Es el encargado de enseñar el lado duro de la vida, ligado al principio de restricción y asociado a responsabilidades, deberes, dolores, mandatos, limitaciones y pruebas. Severo y melancólico, Saturno, es generador de carencias y nos enfrenta con nuestra pequeñez. Es interesante observar cómo se dibuja el símbolo de estos dos planetas que comparten los mismos símbolos: la media luna y la cruz.

  Júpiter es representado con la media luna arriba sobre la cruz; Saturno a la inversa, con la cruz sobre la media luna. La media luna representa al alma y la cruz a la materia. Saturno representa el alma encerrada en la materia. Estos dos planetas son especialmente tenidos en cuenta a la hora de evaluar las tendencias generales para los 12 signos porque operan más en términos mundanos. En cambio Urano, Neptuno y Plutón son planetas transpersonales tenidos en cuenta para establecer ciclos colectivos, históricos, es decir como indicadores de ciclos mundiales.   

Júpiter ingresó en diciembre a Capricornio, signo de tierra, en donde permanecerá un año, hasta el 6 de enero de 2009. Este planeta no sólo representa expansión y buena suerte; también tiene que ver con el plano ideológico de la sociedad, la religión y la filosofía.

  Capricornio es el más ejecutivo de los signos de tierra, el que busca perfeccionar el uso del mundo físico, signo asociado a los gobiernos y gobernantes, la organización social, las tradiciones y la seguridad.

  Júpiter en Capricornio a nivel colectivo estará orientado hacia la formas sociales y puede generar planes ambiciosos en el ámbito social y grandes emprendimientos. Júpiter aportará su influencia positiva a este signo y a los nacidos en los otros de tierra, Tauro y Virgo (este último estará también con la visita de Saturno recibiendo una doble influencia).

  El paso de Júpiter por Capricornio también será positivo para los nativos de Cáncer Escorpio y Piscis. Cáncer lo tendrá en el signo opuesto y puede recibir beneficios por contactos o relaciones. Piscis tendrá un buen aspecto de Júpiter otorgándole nuevas oportunidades, y a Saturno en el signo opuesto. Los piscianos pueden sentir que las limitaciones vienen impuestas por terceros o a través de sus vínculos personales.

 

Saturno en Virgo

 

Saturno continuará durante el 2008 en Virgo, signo también de tierra, al que ingresó en septiembre de 2007 continuando este año y el próximo en este signo. O sea que los dos planetas sociales estarán en signos de tierra durante el 2008, elemento más ligado a la vida física, al mundo material y las formas. Esto sumado a la influencia de Plutón, también en Capricornio a partir del 27 de enero de 2008, los intereses colectivos estarán más orientados a la reformulación del mundo concreto.

  En la carta del nuevo año astrológico levantada con el ingreso del Sol en Aries, el 20 de marzo, Saturno en Virgo aparece opuesto a Venus y Mercurio en Piscis. Venus, planeta del amor, a nivel colectivo puede estar ligado a las relaciones humanas; a Mercurio se lo relaciona con la comunicación. La oposición es un aspecto astrológico inarmónico que puede causar contradicciones o conflictos.

Esta oposición refleja un año difícil a nivel mundial y la necesidad de integrar los sentimientos amorosos del ser humano con el orden, el control y la rigurosidad de Saturno en Virgo. Este aspecto puede indicar problemas con poblaciones, territorios, pobreza, enfermedades y la necesidad de buscar soluciones.

  Otro cambio significativo para el 2008 es el ingreso de Plutón a Capricornio, que después de estar 13 años en Sagitario, ingresará a este signo para quedarse aproximadamente 16 años. En la carta del comienzo del nuevo año astrológico se observa a este planeta en cuadratura con el Sol, aspecto inarmónico, y opuesto a Marte en Cáncer, otro aspecto inarmónico. Marte es el planeta de la fuerza, la lucha, la violencia, y si bien en Cáncer está debilitado será más emocional al estar opuesto a Plutón.

  El aspecto inarmónico entre Marte y Plutón puede indicar que durante el año 2008 habrá situaciones muy tensas, riesgo para la paz mundial y violencia. También comenzará una etapa de profundas transformaciones de las estructuras sociales (en Capricornio,

Plutón se puede manifestar más cruel o inflexible). Será el comienzo de una etapa en la que seguramente se producirá una transformación en los modos de gobierno y la organización social. Urano continuará transitando Piscis y Neptuno transitará por Acuario.

Los piscianos del segundo decanato y tercero estarán en una etapa de fuertes cambios; Urano es el planeta de las revoluciones, de los sucesos imprevistos: el que rompe con viejas estructuras. Neptuno influirá sobre el tercer decanato de Acuario, el planeta de los sueños, la imaginación y la espiritualidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario