La Región

Viajan desde San Lorenzo por la mujer desaparecida

Funcionarios del municipio y del Equipo Argentino de Antropología Forense van a Capilla del Monte a ofrecer ayuda.

Jueves 13 de Febrero de 2020

Funcionarios de la Municipalidad de San Lorenzo viajarán hoy a la ciudad de Capilla del Monte junto con Juan Nóbile, del Equipo Argentino de Antropología Forense, para ponerse a disposición en lo que puedan colaborar con la búsqueda de Mariela Natali, la mujer desaparecida el martes de la semana pasada en la ciudad cordobesa.

Nóbile viajará acompañado por el secretario de Coordinación General de la Municipalidad de San Lorenzo, Esteban Aricó, y con el responsable del área de Deportes, Roque Caballero, tal cual le comunicó la Municipalidad de la ciudad santafesina a los familiares y allegados a la Mariela, que desde hace días están alojados en la localidad cordobesa para sumarse a la búsqueda.

Así lo confirmaron a LaCapital el mismo Nóbile y Carmen Cappello, una de las íntimas amigas de Mariela, que está en Capilla del Monte junto con otros allegados y con la mamá de la mujer que es intensamente buscada. "Estamos en permanente comunicación con el intendente de San Lorenzo, Leonardo Raimundo, quien nos confirmó que mañana (por hoy) vendrán Aricó y Nóbile para colaborar con la búsqueda", dijo Carmen a este diario.

Igualmente, el responsable del Eaaf aclaró que "no es algo oficial, se trata de una visita informal para ofrecer apoyo a la familia de la mujer, ver las pericias que se llevan a cabo y ponernos a disposición de la búsqueda, si es que las autoridades locales lo requieren".

Desaparecida

Mariela tiene 44 años, vive en San Lorenzo con su madre en una vivienda del barrio José Hernández. Trabaja en el cuidado de ancianos desde hace años. Su padre reside en Italia, y sus amigas son "su familia", contó Carmen. Suele viajar a Capilla del Monte, donde residen sus tíos, y donde este verano estaba cuidándoles la casa, porque ellos estaban ausentes. Quienes la conocen, aseguran que estaba muy familiarizada con el lugar, donde incluso había entablado amistades.

El martes 4 de febrero, la mujer salió de la casa, tuvo un encuentro con una amiga a la que le dijo que la vería después de pasar por el balneario La Toma. Fue el último contacto que tuvo con persona alguna, ya que a partir del mediodía no se supo más de ella. Los llamados a su celular fueron infructuosos.

A partir de allí, comenzó una intensa búsqueda que involucró a la policía y a los bomberos. La fiscal de Cosquín, Paula Kelm, recibió imágenes de cámaras de seguridad que sitúan a Mariela en la zona de La Toma el día de su desaparición, con lo que la búsqueda se centró en ese sector.

Tras obtener estas imágenes, la Policía y los Bomberos sumaron más recursos, con la ayuda de drones, perros y buzos, para circunscribir la búsqueda a un área específica, publicó el periódico La Nueva Mañana.

Diego Concha, director de Defensa Civil indicó este martes que están trabajando con cuarteles de bomberos de la región, a lo que se suma la colaboración de drones en los sectores de difícil acceso.

Concha señaló que se la busca "entre Capilla del Monte y la zona de Los Pencales, que es un límite entre San Esteban y Los Cocos. Son alrededor de 50 personas que están abocados a la búsqueda entre cuarteles de Bomberos Voluntarios y personal policial", entre otras reparticiones. "También tenemos binomios trabajando con perros para búsqueda de personas desaparecidas y drones que están colaborando en la búsqueda de esta mujer que lleva ocho días desaparecida", dijo ayer.

Carmen es amiga íntima de Mariela, y está en Capilla del Monte. "Trajimos aquí a la mamá, que está con nosotros a la espera de novedades. No perdemos las esperanzas", dijo la mujer, quien describió a su amiga: "Es una chica sana, deportista, con muchas cualidades valorables, muy vivaz. Suele venir varias veces al año a Capilla del Monte, tiene un corazón inmenso y siempre está dispuesta a colaborar, como lo hizo este veranos con sus tíos, que dejaban la casa sola. Ella vive solita con la mamá, de modo que sus amistades somos su familia", contó desde la ciudad del valle de Punilla, adonde también viajó con Carina Olmos, otra íntima amiga.

"La estamos esperando, la queremos, la estamos buscando, tiene que aparecer, acá está una mamá que espera, son jornadas angustiantes. Todos los días se nos dan pistas, pero llega la noche y es empezar de nuevo, esperar a un nuevo día de búsqueda", dijo la mujer, asombrada por la solidaridad recibida de la misma gente de Capilla del Monte que está dispuesta a colaborar. "Hoy un baqueano salió a rastrillar por su cuenta", contó, a modo de ejemplo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario