La Región

Marcharon en Recreo por Diego Román

Ayer por la mañana familiares y vecinos de Diego Román, asesinado la semana pasada en Recreo, se concentraron en la Escuela 1338 Com Caia.

Lunes 08 de Julio de 2019

Ayer por la mañana familiares y vecinos de Diego Román, asesinado la semana pasada en Recreo, se concentraron en las Escuela 1338 Com Caia. Luego, marcharon hacia el campo en que fue encontrado y desde allí decenas de personas se manifestaron frente a la Municipalidad de esa localidad. Bajo la consigna "Justicia para Diego", la columna de manifestantes caminó más de dos kilómetros en una procesión que fue sumando cada vez más gente a su paso. Además, pararon en la comisaría 16ª para pedir "explicaciones por su accionar". El sábado se realizó el velorio, donde sus compañeritos y allegados le dieron el último adiós.

Diego, de 12 años, fue encontrado sin vida el jueves a la noche, desnudo en un cañaveral cercano al barrio Mocoví. Estaba desaparecido desde el miércoles. Se estima que la muerte databa entre 10 y 24 horas previas al hallazgo. El examen confirmó que el cuerpo presentaba múltiples heridas de arma blanca y que fueron practicadas con diferentes tipos de elementos cortantes. Hasta el momento no se puede precisar cuántas heridas tenía con exactitud ni con cuántas armas fue atacado.

Policías y el fiscal de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Andrés Marchi, aseguraron que, casi con certeza, el crimen no fue cometido en el lugar del hallazgo del cadáver, que tenía cortado los genitales y estaba completamente desnudo.

La búsqueda

Con linternas, los profes atravesaron los pastos largos mientras gritaban y repetían el nombre de Diego hacia el vacío. Lo que mas le gustaba al nene de 12 años era jugar a la pelota pero el miércoles a la tarde no llegó. Llamó la atención de los docentes quienes empezaron a preguntar por su ausencia. El jueves por la mañana organizaron a más de cien personas para rastrillar junto a la Municipalidad y los bomberos por toda la ciudad. A medida que pasaban las horas aumentaba la preocupación.

Pasadas las 22 vieron su cuerpo tirado en un campo privado. Un equipo de búsqueda de cuatro profesores del Club Social Nobleza, entre ellos Jorge Silva, le habían solicitado al dueño del terreno acceder al lugar, primero con autos y cuando ya no podían seguir, avanzaron a pie. Entre la maleza se encontraron con el peor de los escenarios. "Un ángel de paso", describió Silva a UNO Santa Fe, entre lágrimas, para agregar que "era muy bueno. Nunca pensamos que iba a terminar en esto que es macabro".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario