La Región

Elevaron a 24 años la condena al "Chacal de Vera" por violar a una niña

Un tribunal revocó la sentencia a 15 años que se le había impuesto inicialmente, al reconocer nuevas figuras delictivas cometidas por el acusado.

Sábado 09 de Marzo de 2019

Manuel Alcides Díaz, conocido como el "Chacal de Vera", acusado de violar reiteradamente a una menor de edad a su cargo, fue condenado a 24 años de prisión por un tribunal que revocó el fallo inicial de 15 años que le impusieran en primera instancia el año pasado. El caso Díaz fue resonante porque el hombre, luego de ser detenido tras las denuncias, recuperó su libertad, violó la restricción de acercamiento y volvió a abusar de la joven. Y porque durante su detención, hizo entrar a la víctima a la Alcaidía de Vera para convencerla en su celda de que levantara la denuncia, algo que motivó la intervención de esa dependencia policial por parte de la provincia.

El fallo fue resuelto por un tribunal de alzada conformado por los jueces camaristas Bruno Netri, Fernando Marcelo Gentile Bersano y Sebastián Creus, los tres pertenecientes a la jurisdicción de Santa Fe.

En su fallo, los magistrados ordenaron revocar la condena de primera instancia por la que se había absuelto a Díaz por el delito de corrupción de menores. En efecto, condenaron al ex empleado judicial como autor de ese ilícito en concurso ideal con el de abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización, reiterado, agravado por ser el autor —al momento del hecho— el encargado único de la guarda y cuidado de la menor y por haberse aprovechado de la situación de convivencia.

Por otro lado, la Cámara revocó además la decisión del tribunal de primera instancia por la que se había absuelto a Díaz por un abuso sexual con acceso carnal cometido en la vía pública en junio de 2015. En este sentido, este nuevo fallo condena a Díaz como autor del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por haber producido graves daños en la salud física y mental de la víctima.

Mediante la resolución de 111 páginas, los jueces consideraron que "se condenó y absolvió —por distintos delitos— a Manuel Alcides Díaz con la agravante por el «vínculo», en tanto se ha acreditado en grado de certeza en la audiencia de debate del juicio que la víctima no posee vínculo filiatorio biológico con el nombrado".

En relación a los delitos por los que fue condenado Díaz en primera instancia, los jueces confirmaron parcialmente la sentencia tras declarar al abusador como "autor penalmente responsable de los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante por la circunstancia de su realización, reiterado, agravado por ser el autor el encargado único de la guarda y cuidado de la menor y aprovechándose de su situación de convivencia; abuso sexual con acceso carnal agravado por ser el autor el encargado único de la guarda y cuidado de la menor y aprovechándose de su situación de convivencia, y desobediencia de una orden judicial".

Todos los delitos

Tras conocerse la resolución, el fiscal Leandro Benegas dijo: "Nos llena de satisfacción porque se corrigieron los errores que, a nuestro entender, tiene el fallo de primera instancia por la absolución de Díaz por el abuso cometido en la vía pública".

El funcionario también hizo hincapié en que "la parte resolutiva del fallo termina admitiendo todos los delitos que desde un principio solicitamos desde la Fiscalía".Y sostuvo que "el fallo nos da la razón cuando planteábamos que también se configuraba, a nuestro entender, el delito de corrupción de menores".

Al admitir el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por haber producido graves daños en la salud física y mental de la víctima, la Cámara le dio validez al acto de recolección de evidencias y peritaje de ADN que determinó la existencia de perfil genético del imputado en las prendas que vestía la víctima el día del hecho. Y esto fue algo que sostuvimos en todas las instancias", concluyó el fiscal del caso.

Primera condena

Díaz había sido condenado el 13 de abril de 2018 a 15 años de prisión por los jueces Mauricio Martelossi, Claudia Bressán y el conjuez Leandro Díaz, del juzgado Penal de Vera.

En su alegato final, realizado en el marco del juicio oral y público realizado en los Tribunales de Vera, el fiscal Leandro Benegas reiteró entonces su pedido de 30 años de prisión para el hombre acusado de atentar contra la integridad sexual de la niña, con quien convivía.

El fiscal realizó dos acusaciones sobre Díaz: "La primera se sustancia a partir de la denuncia realizada por la madre de la víctima en 2015, por delitos contra la integridad sexual en perjuicio de su hija cometidos durante seis años, siendo menor de edad. La segunda investigación se inició a partir de ilícitos cometidos en la vía pública en junio de 2015, luego de que el acusado recuperara su libertad tras haber estado en prisión preventiva la violara nuevamente".

Benegas dijo entonces contar con "el testimonio que brindó la víctima en Cámara Gesell y con informes muy precisos de la psicóloga que la entrevistó, con documentos elaborados por los peritos de la propia Corte Suprema de Justicia de la provincia, y con estudios realizados en la ropa de la víctima en los que se encontró ADN del acusado".

"¿Qué más se le puede pedir a una víctima (menor de edad al momento de padecer los abusos) para que de alguna manera se le otorgue una reparación?", preguntó el fiscal ante los jueces. "Creemos que durante el transcurso de las audiencias de este juicio (que comenzó el 5 de marzo del año pasado) quedaron acreditados los hechos", sostuvo Benegas.

El fiscal también argumentó que "los hechos fueron cometidos con dolo como elemento subjetivo, es decir, el acusado tenía conocimiento, voluntad y comprensión de la ilicitud de lo que hacía". En tanto, la madre de la víctima y ex pareja del acusado se constituyó como querellante, representada por el abogado Nicolás Vera, del Centro de Asistencia Judicial de Vera.

La condena a 15 años que se le impuso a Díaz cayó muy mal en muchos sectores. "Va a salir antes y nos va a matar a mí y a mi hija", dijo Leandra Marinelli, madre de la afectada adolescente G. D. y ex mujer del acusado, al finalizar la audiencia.

La víctima había sido abusada sexualmente desde los nueve años por el hombre. El caso tomó un curso más oscuro aún en 2015 cuando el hoy condenado salió en libertad en abril de ese año por decisión del juez Gustavo Gon, atrapó a la niña de 14 años, la llevó a un terreno baldío y la violó hasta dejarla inconsciente. En ese momento se ordenó una prueba de ADN que dio positiva y se confirmó la autoría del brutal abuso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});