La ciudad

Vecinos del barrio 7 de Septiembre denunciaron que la comisaría cierra de noche

Esa situación fue expuesta ayer por un grupo de habitantes de ese sector que fueron a la comisión de Seguridad del Concejo. Reclamaron mayor patrullaje en la zona.

Martes 12 de Mayo de 2015

La comisión de Seguridad del Concejo fue ayer la caja de resonancia de los problemas que padecen los vecinos del barrio 7 de Septiembre, en la zona noroeste. Un grupo de rosarinos autoconvocados les hicieron saber a los concejales las falencias que atraviesa la subcomisaría 21ª (Ayala Gauna 7900). Sin medias tintas, denunciaron que la dependencia policial"está cerrada de noche".

"Cuando la gente que va a trabajar a las 6 de la mañana le roban y en la comisaría se encuentran con la puerta cerrada y un solo policía adentro. Además, tienen un patrullero para darle seguridad a 35 mil personas", aseguraron. El Concejo hará un observatorio de seguridad en ese barrio el próximo 24 de junio.

En el encuentro habitual de los lunes se hicieron presentes vecinos y comerciantes autoconvocados de este populoso barrio de zona noroeste, quienes se mostraron preocupados por los hechos delictivos que sufren a diario y por la necesidad de mayor seguridad.

En el petitorio que le entregaron a los concejales se solicitó la conformación de una comisión específica para abordar la problemática, patrullas día y noche, subcomisaría "abierta las 24 horas", personal uniformado, la recepción de las denuncias y más móviles policiales.

"De día la seccional funciona bastante bien, pero de noche no se puede ir, muchas veces está cerrada y con un sólo oficial. No tiene computadora, están con las luces apagadas y con un patrullero atado con alambre para cuidarnos a todos nosotros", le contó Carlos, uno de los vecinos, a La Capital.

A su lado, Fernando agregó: "Dicen que tienen 18 efectivos, pero nunca están. Cuando se hace una denuncia no hay sumariante, no hay tinta para los sellos, no hay computadora y encima la comisaría cierra durante la madrugada. Cuando la gente que va a trabajar es robada a las 6, no tienen respuesta, la puerta está trabada. Nos acompañamos entre nosotros al colectivo".

Por lo bajo, los vecinos admiten el temor a denunciar por las represalias de banditas que andan en moto y a los tiros por el barrio.

Móviles con cámaras. Otra de las propuestas que recepcionó la comisión ayer fue una iniciativa de la ONG Ciudadanos en Alerta.

Basados en la experiencia y antecedentes, por ejemplo del Ayuntamiento de Madrid, Salvador Lupo propuso dotar a los móviles de la Guardia Urbana Municipal (GUM) con cámaras de videovigilancia a bordo.

"No es algo costoso, ya funciona en otros lugares y permitiría identificar autos y motos para ver con la patente si tienen pedido de captura. Además podrían estar conectadas con el monitoreo municipal y la policía. Sería una manera de conservar la prueba de algún delito y también contribuiría a la prevención", indicó Lupo, quien le dedicó un extenso repudio a las declaraciones del jefe de la Unidad Regional II, Miguel OIiva, quien había solicitado que se denuncie supuestas irregularidades policiales "con nombre y apellido". "Es la excusa para no darnos seguridad", remató Lupo.

Robos al banco. En otro orden, el presidente de la comisión, Diego Giuliano, consideró "llamativo" los repetidos robos al Banco Municipal.

El edil de Rosario Federal hizo referencia al reciente hecho perpetrado contra la sede de Empalme Graneros (con un botín de1,8 millón de pesos), luego del asalto del 14 de abril pasado en el que se sustrajeron 520 mil pesos de la oficina del Distrito Centro, la detonación el 23 de marzo de un cajero automático en Eva Perón y Tarragona, y el intento del 8 de enero de este mismo año de violentar el cajero del banco en Villa Hortensia.

"Son cuatro hechos en lo que va del año. Esto debería replantear cuestiones referidas a las medidas de seguridad que se adoptan en cada sucursal, el monitoreo, las acciones concretas de prevención y desplegar una profunda investigación de lo sucedido en la institución municipal", dijo para pedirle a la intendenta Mónica Fein que se ponga al frente de esta investigación y que convoque a las fuerzas de seguridad.

"Es llamativo el ensañamiento de los delincuentes contra el Banco Municipal", concluyó Giuliano.

Así, la comisión de Seguridad del Concejo Municipal volvió a convertirse en el ámbito en el cual los vecinos hacen una especie de catarsis ante el tema que más los preocupa: la inseguridad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS