La ciudad

Una ONG decidió arreglar un muelle para cruzar a la isla

La Multisectorial Humedales intervino el espacio de avenida Génova y el río en beneficio de la comunidad de El Espinillo. Es la única bajada pública en 17 kilómetros de costa rosarina, ya que el espigón Maciel está clausurado.

Sábado 17 de Abril de 2021

La Multisectorial Humedales junto a la comunidad de la isla El Espinillo, que se encuentra del otro lado de la costa del Paraná, en zona norte, organizó para este sábado una jornada de visibilización sobre la importancia de la bajada pública ubicada en avenida Génova y el río y además comenzó a mejorar el muelle que está allí para facilitarle el acceso a los pescadores y habitantes de la isla.

“Estamos trabajando en este espacio público que se encontraba muy deteriorado, acompañando el pedido de la comunidad conformada por 40 familias”, explicó a La Capital Rodolfo Martínez de la Multisectorial, mientras a su alrededor se esforzaban para reconstruir un pontón y una rampa. Mientras, otros militantes de la organización ambientalista, que nació el año pasado en el peor momento de las quemas en las islas, repartían volantes frente a la cancha del club Rosario Central a transeúntes, ciclistas y automovilistas. Para llamar la atención utilizaron zancos y disfraces.

“Hay rosarinos, e incluso vecinos del barrio desde hace 30 años, que no saben que este espacio es público”, reveló Martínez desde una de las dos únicas bajadas en esa condición que existen a lo largo de los 17 kilómetros de costa rosarina. La otra, el espigón Maciel, está clausurada desde hace años por razones de seguridad.

En octubre de 2020 la agrupación inició conversaciones con la Municipalidad por el estado de la bajada de Génova y el río, en el barrio de Arroyito. En ese sentido, sus miembros ven con buenos ojos que el gobierno local haya realizado tareas de limpieza -sobre todo el desmalezamiento- y haya instalado un contenedor para la basura que se genera en la isla. No obstante, decidieron avanzar por su cuenta con los aspectos constructivos del muelle y este sábado llevaron hasta el predio los materiales correspondientes (bolsas de cemento y varillas de hierro).

“La zona no está señalizada sino invisibilizada y abandonada; de allí la necesidad de construir un pontón o marina, que es desde donde te bajas cómodamente de la embarcación”, continuó el referente de la Multisectorial, y aclaró que el objetivo principal es beneficiar a la gente mayor, lesionados y embarazadas que cruzan desde El Espinillo por razones médicas, educativas o de trabajo, ya que muchos se dedican a la pesca. “Hay un proyecto para que éste sea un punto de venta de pesca artesanal”, concluyó Martínez.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario