La ciudad

Tras el derrumbe, el municipio analiza alternativas para el espigón Maciel

Un especialista recorrerá hoy el paseo sobre el río Paraná y elevará un informe. Se estima que la recuperación podría costar más de $50 millones

Martes 06 de Marzo de 2018

Un especialista en estructuras de la Municipalidad recorrerá hoy el espigón Maciel para tratar de establecer el estado actual del paseo público y las posibilidades para recuperarlo después de casi dos décadas de abandono, luego de que el domingo se cayera una parte importante de esa infraestructura. Así lo confirmó ayer el secretario de Obras Públicas, Raúl Alvarez, quien indicó que prevé recibir a las autoridades de los clubes de la costanera norte que amarran sus embarcaciones en esa caleta, ubicada a la altura de Colombres al 1000.

Según distintas fuentes consultadas, la recuperación del espigón, que se interna en el río Paraná, podría llegar a tener un costo superior a los 50 millones de pesos. Un monto que difícilmente logre financiamiento en el corto plazo.

Una franja de unos 150 metros de largo por hasta cuatro metros de ancho del paseo público se desplomó sobre el agua el domingo por la tarde. No hubo heridos. Sólo dos embarcaciones amarradas del Club de Velas fueron golpeadas con el desprendimiento del material y parte de las barandas. Empleados y socios continuaron ayer con tareas de contención y movimiento de veleros ante la previsión de que en el corto plazo habría nuevos desprendimientos si no se apuntala esa estructura.

Las autoridades de los tres clubes (Club de Velas, Amistad Marina y el Círculo de Suboficiales del Ejército) amarran entre unas 150 y 180 embarcaciones en esa caleta, principalmente veleros.

El espigón fue levantado durante la última dictadura militar. Estuvo abierto al público hasta comienzos del 2000, cuando fue clausurado por problemas estructurales. A partir de allí se sucedieron reclamos y promesas de distintos gobiernos para la recuperación de ese impresionante balcón al río Paraná.

Sin embargo, lo único que prosperó a lo largo de esos 250 metros de espigón fueron yuyales, roturas de baldosas, alambres tirados y pescadores que diariamente ignoran la prohibición a entrar allí y tiran sus líneas pese al peligro latente de ubicarse sobre una estructura con riesgo de derrumbe.

En los últimos meses hubo numerosos robos a las embarcaciones amarradas en la caleta.

Desde los clubes advirtieron que de no apuntalarse la estructura continuarán los desprendimientos, dado que los chapones de acero que revisten el paseo comenzaron a ceder y se acelerará la salida de la arena que tiene en su interior como relleno.

"Arquitectos de la Municipalidad estuvieron en el lugar y mañana (por hoy) irá nuestro especialista en estructura", dijo Alvarez, quien aclaró que no existe ningún viejo convenio con Nación —como circuló— para recuperar el espigón. Todo habría quedado en el terreno de promesas. La última de 2012, cuando el entonces secretario de Obras Públicas, Omar Saab, dijo que para la temporada veraniega de 2013 ese paseo iba a estar recuperado.

El espigón de calle Maciel es la continuación del puente peatonal que cruza sobre la avenida Colombres. Desde los clubes ya habían advertido que por las sucesivas crecidas del río y la falta de mantenimiento se fue desmoronando, pero el domingo se desprendió un bloque importante del paseo y temen que se acelere la caída del resto de la infraestructura. Incluso en diciembre pasado LaCapital dio cuenta del estado de abandono y preocupación de los clubes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario