La ciudad

Suben las infracciones por estacionamiento en una Rosario saturada de vehículos

Lo confirmó el director de Tránsito del municipio, quien alertó que en algunas zonas, como Pichincha, no hay espacio libre para dejar el auto.

Domingo 09 de Septiembre de 2018

Las faltas por estacionamiento son la segunda categoría en cantidad de contravenciones, con 72.337 (son faltas leves casi en su totalidad), y desde el municipio confiaron que el número viene creciendo año a año de la mano de la falta de lugares para dejar los vehículos en el marco de un crecimiento exponencial del parque automotor en la ciudad, y de una intensificación de los controles.

   En el desagregado, la infracción más común de esta categoría es por estacionar en lugares donde hay carteles de prohibido estacionar, como por ejemplo el casco histórico, frente a salida de cocheras, sobre carriles exclusivos o en la puerta de escuelas (24.194).

   Le sigue aparcar sobre veredas (19.950), en doble fila (6.658); en mano no permitida (5.823); en ochavas (4.364); en parada de transporte público (3.888); en los primeros diez metros de la cuadra (3.498); sendas peatonales (1.435); o delante de rampas para sillas de ruedas (585); dejar un vehículo abandonado en la vía pública (810); estacionar sobre plazas, parques, paseos o espacios verdes en general (541); en carriles exclusivos (344) o en contramano (247).

   Para el director de Tránsito municipal, Gustavo Adda, el auge de este tipo de infracciones "tiene varias causas. Hay tres veces más vehículos que hace 20 años, hubo un gran aumento del parque automotor en una ciudad que es la misma. La concentración de la población se va dando en lugares muy específicos que se saturan, como Pinchincha, el norte, oeste y noroeste rosarino. La multiplicación de los edificios hace que haya más gente con auto en zonas que tienen los mismos espacios de siempre. También entra en juego la planificación urbana de la circulación, con prohibición de estacionamiento en varios sectores para darle agilidad", explicó.

   En ese sentido, el funcionario señaló que "todo esto genera que la gente deje el vehículo en cualquier lado, en doble fila y en mano izquierda por ejemplo, situación que no es específica de Rosario sino que se replica en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Santa Fe capital, Paraná o Mendoza. El vecino que estaciona sobre una vereda le está diciendo a lo de los demás «a mí me importa más lo mío que lo del resto»", completó el funcionario.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario