La ciudad

Sin aire acondicionado, el Iapos Rosario suspendió la atención

Los más de 30 grados de temperatura real de ayer y la rotura de los cuatro acondicionadores de aire de las oficinas del Iapos fueron un trago difícil para los que trabajan en el vetusto edificio...

Viernes 09 de Noviembre de 2012

Los más de 30 grados de temperatura real de ayer y la rotura de los cuatro acondicionadores de aire de las oficinas del Iapos fueron un trago difícil para los que trabajan en el vetusto edificio de Buenos Aires 1480, sede de la obra social de los estatales provinciales. Temprano, los empleados se declararon en asamblea y suspendieron la atención al público durante toda la jornada. La situación podría normalizarse hoy, siempre y cuando reparen los equipos.

"Iapos en asamblea permanente", rezaba el cartel colgado en la puerta del local de planta baja y tres pisos donde trabajan unas 120 personas y diariamente asisten otras 500 a concretar distintos trámites. Por eso, la medida no pasó desapercibida entre los afiliados que llegaron hasta las oficinas con la intención de comprar órdenes, autorizar prácticas médicas y otras gestiones.

Sandra Prione, delegada de la Asociación Sindical Personal del Iapos (Aspi), se encargó de explicar los motivos de la protesta. "Hace un mes elevamos al director de la obra social un petitorio con distintos puntos, entre ellos numerosas falencias en el edificio que debemos soportar todos los días. La semana pasada nos contestó diciendo que entre febrero y marzo de 2014 se concretaría la mudanza al ex Palacio Canals. Lo que significa que tendremos que pasar otro verano aquí", se quejó.

Desde hace 14 años, las oficinas de la obra social funciona en el edificio que ocupó la antigua mueblería y los salones de fiesta de la firma Barzante.

"Las oficinas carecen de ventilación natural, por eso cuando se rompen los acondicionadores no se puede ni respirar. Además, funciona un solo baño en la planta baja y otro en el primer piso que comparten los empleados y el público. Todas las salidas de emergencia están bloqueadas y hay un solo ascensor que anda mal", enumeró Mabel Torresi, delegada de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

A su vez, la subdirectora del instituto, Beatriz Alegrechi, no desconoció los reclamos de los agentes.

"La situación de los acondicionadores fue un imprevisto que ya estamos solucionando", sostuvo y recordó que el viernes pasado se abrieron los sobres de la última etapa para la recuperación del Palacio Canals, "donde tanto los trabajadores como los afiliados tendrán un edificio acorde a las necesidades del tercer milenio".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS