La ciudad

Rosario no escapa a los quemacoches y sólo en julio incendiaron 23 autos

Bomberos Zapadores ya lleva contabilizados 74 rodados quemados intencionalmente en las calles de la ciudad en lo que va del año

Sábado 11 de Agosto de 2018

Durante todo julio se contabilizaron 23 incendios intencionales de automóviles en la ciudad. El relevamiento, realizado por los Bomberos Zapadores, comprende casi un tercio del total en lo que va del año ya que, sin contar lo que va de agosto, son alrededor de 74 los vehículos incendiados intencionalmente.

   En diálogo con La Capital, el jefe de Siniestros de Bomberos Zapadores de Rosario, Carlos Russi, describió: "Hacemos estadísticas trimestrales, pero hemos detectado que sólo en julio hubo 29 casos de incendios vehiculares, de los cuales sólo seis fueron de índole accidental. Es decir, anormalidades, fallas del orden mecánico, eléctrico y electrónico".

   "Los otros 23 incendios fueron todos intencionales. Y el acumulado anual no da aproximadamente 74 automóviles; sin contar lo que corre de agosto", añadió.

   Consultado sobre las formas en que comienzan los incendios, las pericias realizadas tras los incendios arrojan dos modalidades: una interior y otra exterior.

   "Hay un modus operandi mediante el cual se comete el hecho violentando los cristales de los vehículos y se arroja en el interior algún tipo de líquido inflamable o combustible. Tras ello, se le da ignición mediante un elemento de llama libre, como nosotros lo llamamos: puede ser un trapo o un papel encendido, que genere llama", explicó Russi.

   Y continuó: "La otra modalidad es la impregnación de las superficies exteriores de los vehículos (ruedas, techo, capó o guardabarros) directamente con el líquido inflamable y su posterior ignición mediante llama, que puede ser un trapo, un papel o un encendedor".

   Lo que viene sucediendo en Rosario se asemeja a hechos que tiene a maltraer a los habitantes de la capital provincial, ya que allí los quemacoches hacen de las suyas desde el 2014.

   Uno de los últimos casos en la capital provincial, relatado por el Diario Uno, dio cuenta del incendio de un coche en la puerta misma de una comisaría: el vehículo, una Ford EcoSport, se encontraba estacionado en la puerta de la seccional 1º del barrio Centenario de la capital provincial.

   A raíz de ese siniestro, otros automóviles estacionados cerca del vehículo incendiado también sufrieron daños.

Brote

Si bien no hay zonas puntuales en las que se realicen estos actos vandálicos, el jefe de Siniestros comentó que hace unas semanas hubo un hecho particular en la zona noroeste, ya que allí se incendiaron siete autos en un lapso de una hora y media (ver aparte).

   "La madrugada del 26 de julio, entre las 5 y las 6.30, hubo siete vehículos incendiados en zona noroeste", recordó Russi, aunque aseguró que "fue un caso puntual, el único que tuvimos en el año".

   Respecto a las motivaciones de estos ataques, el especialista dijo que "son hechos de vandalismo. Por los testimonios que se van tomando por parte de los peritos, no hay otro hecho atribuible", aseguró.

   Esos actos de vandalismo no discriminan en los modelos de los autos. El bombero contó que ninguno de los automóviles estaban en estado de abandono. "Eran autos en uso, estacionados en la vía pública. Incluso, un porcentaje alto de esos autos no superan los cinco años de antigüedad", agregó.

Respuesta inmediata

En otro orden, y a la hora de explicar la organización y disposición de los cuarteles de bomberos en la ciudad de manera de poder actuar con velocidad ante un siniestro, Russi detalló: "Hicimos un trazado estratégico de acuerdo a la gran cantidad de habitantes que tiene Rosario. Contamos con cuatro cuarteles que están distribuidos de manera estratégica y, sumado a ello, vehículos de respuesta inmediata. Así, generamos que los hechos no hayan pasado a mayores y sólo se circunscriban a daños vehiculares, evitando propagaciones a las viviendas", puntualizó.

   Algo es seguro, los cuidacoches que hicieron estragos en la capital provincial parecen haber puesto un pie en Rosario. O al menos hay imitadores que despliegan las mismas prácticas en las calles de esta ciudad.

En Ludueña prendieron fuego cinco en una noche

La madrugada del 26 de julio, los vecinos de barrio Ludueña se vieron sorprendidos por un hecho inusual: en las calles de ese sector de la zona oeste de la ciudad, manos anónimas incendiaron siete vehículos en el lapso de una hora y media. Las llamas devoraron los rodados entre las 5 y las 6.30 de la mañana.

   Los vecinos llamaron al 911 y alertaron a la policía sobre la situación.

De inmediato, una comisión de la comisaría 22ª realizó un patrullaje y detectó en Pedro Lino Funes al 500 bis que dos automóviles estaban envueltos en llamas.

   Uno de los coches incendiado era un Fiat Strada, que estaba estacionado en la vereda. Por ello, se convocó a los bomberos para que extinguieran el fuego y aventaran el peligro.

   El otro era un Fiat 128 Súper Europa, que todavía ardía cuando el personal de Bomberos Zapadores lo roció con agua con una manguera de alta presión y contuvo el fuego.

Ambos vehículos sufrieron la destrucción total.

Los cristales estallaron y las chapas se retorcieron. Ni siquiera se pudo determinar el color original con el que habían sido pintados.

   Sin embargo, la seguidilla de incendios en los albores de aquella mañana de julio no terminó allí.

Cuando se encontraban apagando los incendios de estos rodados, los uniformados recibieron la denuncia de que los quemacoches habían prendido fuego cinco vehículos más.

El listado de los autos que terminaron consumidos por el fuego incluyó un VW Gol, en Esquiú 5671; un Renault 9, en pasaje Húsares al 1700; una camioneta ranchera que estaba estacionada en un pasillo ubicado en Polonia al 1800; un utilitario Renault Express, estacionado en la vereda en Campichuelo al 3400, y un Volkswagen Gol Trend, en Rafaela al 1700.

   También se constató ese día que en Carriego al 400 se estaba desarrollando un foco ígneo dentro de un volquete metálico, de color celeste con rayas blancas, que también debió ser sofocado por los bomberos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});