La ciudad

Recuperaron más de 35 mil kilos de basura informática

Desde hace siete años el municipio organiza jornadas de recepción. Este fin de semana habrá una nueva oportunidad para sumarse.

Viernes 29 de Marzo de 2019

CPUs, notebooks, celulares, teclados, monitores, mouses, parlantes y todos aquellos gadgets informáticos que cada vez más rápido se vuelven obsoletos plantean todo un desafío a las políticas de gestión de residuos. Desde hace siete años, el municipio organiza jornadas de recolección diferenciada y la convocatoria suma cada vez más adeptos: los 3 mil kilos que se juntaron en 2012, se triplicaron el año pasado. Y este fin de semana habrá una nueva oportunidad para sacar de casa la basura electrónica (ver aparte).

El acceso masivo a nuevas tecnologías y, aunque morigerado por la crisis económica, el rápido recambio de aparatos, aumenta año a año el descarte de objetos electrónicos.

Según datos de la Asociación para el Estudio de los Residuos Sólidos (ARS), en América latina crece anualmente un seis por ciento la generación de este tipo de residuos.

En Rosario, desde que se iniciaron las campañas de recolección diferenciada, se recolectaron 35.709 kilos de aparatos.

Los residuos informáticos tienen una clara particularidad: contienen materiales que pueden reutilizarse (como memorias o repuestos), plásticos y metales que pueden reciclarse y otros materiales potencialmente peligrosos para el medio ambiente como pilas, baterías o metales pesados.

"Demandan un trato diferencial, ya que contienen materiales que si no son tratados adecuadamente pueden liberarse al ambiente", advierte la subsecretaria de Ambiente, María Cecilia Alvarez.

Al principio, a las campañas de recolección llegaban objetos dignos de un museo, "pero la aceleración del recambio tecnológico hace que ahora estemos encontrando cantidad de equipos que no son tan viejos y tienen potencial de ser recuperados, para reutilizarlos o para disponerlos como repuestos", apunta la funcionaria.

Los teclados, monitores y mouses, entre otras cosas, se reciben los últimos fines de semana del mes en los centros municipales de distrito y en el galpón de Montevideo al 2800, donde también existen contenedores especiales para depositar textiles, pilas, lámparas bajo consumo y aceite usado.

Después son derivados a Ecotech, una empresa de la región que se encarga del tratamiento adecuado de los mismos en un relleno de seguridad.

En las jornadas no se reciben residuos corporativos, puesto que las empresas deben contratar la recolección y tratamiento de este tipo de residuos especiales a través de un servicio de recolección diferencial que pueden consultar al correo electrónico separe@rosario.gov.ar.

Más conciencia

El principal objetivo de la recepción de estos aparatos es evitar que terminen en los contenedores de residuos comunes y disminuir la cantidad de basura enviada al relleno sanitario.

Para la subsecretaria de Ambiente, los rosarinos tienen una conciencia ambiental amplia y aprovechan rápidamente los servicios ofrecidos desde el municipio.

Es más, se estima que un tercio de la ciudad ya separa los residuos reciclables en forma habitual.

La creciente participación de los vecinos se nota en el crecimiento en los volúmenes de reciclables que se recuperan. Y, en muchos casos, ayudan al desarrollo de emprendimientos sociales de reciclaje.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});