La ciudad

Reabre hoy el tradicional bodegón La Buena Medida

Con nuevos dueños, el bar de Rioja y Buenos Aires mantuvo el estilo y volverá a ofrecer menús ejecutivos y platos tradicionales.

Viernes 05 de Abril de 2019

El mítico bar La Buena Medida, de Buenos Aires y Rioja, reabre hoy sus puertas con nuevos dueños. El local conserva su estilo original de clásico bodegón y busca satisfacer las demandas de la zona con menús ejecutivos y buena cocina. Además, prometieron que volverán a preparar el tradicional sándwich de milanesa.

Después de nueve meses del último cierre, el local que data de 1898 abre hoy nuevamente sus puertas. Desde hace tres meses los nuevos dueños trabajan a destajo para ponerlo a punto. "Hicimos una lavada de cara, lo mejoramos, pero sobre todo quisimos mantener el estilo original de este lugar", expresó uno de los dueños que ayer a la tarde ultimaba detalles en el lugar que reabrirá esta mañana, a las 7, con una oferta de clásicos desayunos.

El local luce totalmente renovado y con la misma estructura de siempre. Se mejoraron los baños y se colocaron detalles para realzar los elementos antiguos utilizados para la decoración. Por ejemplo, se colocó una estructura sobre una de las paredes con las 88 botellas de distintos estilos que había en el bar. También se mejoró la iluminación.

Las sillas y las mesas de madera, así como la clásica barra, ofrecen un espacio cálido y bohemio, tal como era ese sitio. "La idea es mantener el estilo de bodegón, similares a los que hay en San Telmo, aunque un poco modernizado", destacó uno de los emprendedores que decidió relanzar el bar.

También se arregló la cocina y el personal será nuevo. Se ofrecerán desayunos y menús ejecutivos. "Acá se podrá consumir desde un café con leche hasta un entrecot al verdeo, un balón de cerveza y también un sándwich de milanesa", comentaron en el nuevo espacio gastronómico.

El bar abrirá de lunes a sábados, de 7 de la mañana a 12 de la noche y los domingos estará cerrado.

Cierres y aperturas

En julio del año pasado el bar había cerrados las puertas. El dueño anterior confesó que estaba "cansado" de pelearla luego de diez años de trabajo en el rubro, jaqueado por la crisis que golpea al sector.

En 1898, La Buena Medida abrió en esa esquina filoportuaria como almacén, venta de querosén, aceite, fideos y despacho de bebidas para los inmigrantes que llegaban a la ciudad en el cambio de siglo.

Cuentan las crónicas de la época que en su sótano se jugaba al sapo y a las bochas y en el local principal a las cartas y el dominó, lo que lo hacía un lugar especial para el encuentro de "los muchachos", parroquianos que en su mayoría trabajaban en el puerto y en el correo.

En 1956 se transformó en bar y tres años después fue el primero de la ciudad en empezar a pasar música, primer hito en una progresiva incorporación de otras expresiones artísticas, lo que fue haciendo cambiar su clientela. Así, con el tiempo se convirtió en reducto de estudiantes, profesionales e intelectuales.

En 2007 se cerró por seis meses, pero en julio de ese año retomó fuerzas, renovó su fisonomía y reabrió sus puertas. Se le agregaron ingresos para mejorar el flujo circulatorio. Se corrió el mostrador y ese movimiento permitió redimensionar el espacio interior. Le colocaron baldosas calcáreas realizadas en un taller artesanal. Se encargaron sillas y mesas de madera para conservar los aires de su mística. Se realizaron cocina y baños nuevos, se construyeron un entrepiso y un exhibidor de objetos antiguos.

Con esa carga emocional y cultural, en la actualidad el bar continúa ostentando con vigor su rótulo de clásico de la ciudad y desde ese rol reabre sus puertas.

El año pasado el dueño del local vendió la llave del negocio a dos inversores.

Ahora, a la decoración original le agregaron algunos elementos adquiridos en locales de compra-venta.

Uno de ellos, que llama la atención, es la carcasa de un auto del estilo Ford T que está colgado del techo del bar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});