La ciudad

Por la invasión de mosquitos escasean los repelentes

Ante la molesta irrupción, los rosarinos salieron a stockearse y recurrieron a las primeras marcas para protegerse

Lunes 01 de Marzo de 2021

La seguidilla de jornadas de altas temperaturas, la humedad y la invasión de mosquitos tuvieron una consecuencia directa en los supermercados de la ciudad. Ese escenario climatológico, que los especialistas remarcan que podría continuar por algunos días más, derivó en una escasez de repelentes en las góndolas de los comercios locales. Así lo reconoció Verónica Solmi, gerenta de la Cámara de Supermercados y Autoservicios.

“Todavía queda algo en stock, pero no de todas las marcas. Escasean las marcas principales y los formatos de repelentes más utilizados”, destacó Solmi, quien precisó que “todavía quedan algunas segundas marcas para poder afrontar esta situación comercial”, ante la invasión de mosquitos que sufre la ciudad y la región.

De acuerdo a lo que les transmiten los responsables de los negocios rosarinos, Solmi admitió que “hay escasez de primeras marcas”, y resaltó que “algunos comercios están apelando a productos menos conocidos y a otros formatos de aplicación”.

“Todavía algo queda en las góndolas, no de todas las marcas, pero suficiente para encarar los próximos días”, se encargó de subrayar la gerenta de la Cámara de Supermercados y Autoservicios, quien agregó que “la entrega de estos productos responde todavía a plazos habituales”.

De acuerdo a lo que indican los pronosticadores, las condiciones climáticas se podrían mantener en los próximos días bajo características similares. En ese marco, los primeros tramos del mes de marzo comenzarán con esta molesta combinación de calor, humedad y una gran cantidad de mosquitos, que tienen a maltraer a los rosarinos.

Frente a esta situación, las autoridades locales aseguraron que continuarán “reforzando” las tareas de fumigación en zonas abiertas de la ciudad, donde asiste una gran cantidad de gente.

“En los últimos días, con jornadas de más humedad, se generaron condiciones para que se multipliquen los mosquitos en la ciudad”, le explicó ayer a este diario el jefe de Control de Vectores de la Municipalidad, Carlos Tasinato.

Y amplió: “Si bien en Rosario, tenemos varias clases de mosquitos, en este momento se dio un fenómeno de características regionales que se hizo evidente por las condiciones de crecimiento exponencial que tienen estos mosquitos, sobre todo después de ciertas precipitaciones. Y también influye mucho la conducta del viento en la zona”.

Una gran población

En relación a los próximos días, el funcionario apuntó que “pueden pasar varias cosas: que las condiciones ambientales cambien o que persistan y ya hayan nacido los reservorios que tenían esos huevos, que nacieron todo juntos y por eso también se sintió en la ciudad esta gran cantidad de población, que al estar en Rosario y no tener muchos lugares para desovar, se van formando otro tipo de criaderos. Eso puede generar una estabilización de la población”.

“Esto debería irse en unos días, pero va a depender de cómo siga el clima en la ciudad”, indicó Tasinato, con cierto grado de incertidumbre.

Y agregó: “Por la clase de mosquitos, como tiene incidencia a nivel de campo, no debería encontrar lugares en la parte urbana. Sí, se puede dar que se multipliquen en algunos parques, plazas o zonas verdes de gran tamaño. Y, en ese marco, también influyen la extensión de la costa de la ciudad y las grandes zonas verdes”.

Ante este panorama, Tasinato repitió que aumentarán los refuerzos en las tareas de fumigación para poder “controlar la población” de mosquitos.

Dengue

Sobre los riesgos sanitarios que se corren con esta invasión de mosquitos y su relación con el dengue, el referente de Vectores de la Municipalidad, Carlos Tasinato, aclaró que “independientemente de estas condiciones ambientales que atraviesan la región, el mosquito del dengue (aedes aegypti) está presente. Lo bueno es que no hay circulación viral. Esa es una muy buena noticia para la ciudad”.

Y recordó: “Hace uno años, en San Pablo hubo una sequía muy importante, pero igual aumentaron mucho los casos de dengue. Muchos no entendían eso porque no había agua, ni humedad. El problema se dio por el agua que almacenaba la gente en tambores, en recipientes, para las actividades domésticas. Y es ahí donde se cría el mosquito del dengue”.

En ese sentido, el funcionario resaltó que “hay que seguir haciendo mucho hincapié en eso. El mejor insecticida para ese control es el descacharrado. Las conductas de prevención son fundamentales. Por eso, recomendamos que en este momento tampoco tengan plantas en agua, porque nos estamos acercando a una época donde el mosquito del dengue comienza a verse mucho más”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS