La ciudad

Por la crisis, los taxistas piden más tiempo para renovar las unidades

Los dueños de las chapas dicen que la demanda de viajes cayó 50% y que no tienen fondos para cambiar los autos, cuyos precios se dispararon

Domingo 27 de Enero de 2019

La crisis económica impactó con fuerza en la actividad de los taxis en Rosario. Desde las cámaras que los agrupa denunciaron que los despachos de viaje cayeron un 50 por ciento en lo que va del verano y que la recaudación "limpia" por día no supera los 400 pesos para el dueño de la chapa y el chofer. En ese marco, advirtieron que este año decenas de unidades no podrán renovarse al cumplir su década de vida útil porque además el valor de los autos se disparó. Por eso ya preparan pedidos al Concejo y al Ejecutivo para que se prorroguen esos plazos.

   El panorama para el sector es tan desolador que analizan cuánto pedirán de ajuste tarifario a los ediles. Ocurre que el desfasaje por el alza de costos ya superó el 50 por ciento pero trasladarlo a los pasajeros generaría un desplome en el servicio (ver aparte).

   El máximo referente de la Asociación de Titulares de Taxis Independiente (Atti), Mario Cesca, planteó que la actividad "en lo que va del verano, y en especial en la segunda quincena de enero se cayó estrepitosamente".

   En ese sentido, instó a mirar a una postal que se repite a diario. "Una esquina céntrica emblemática como es Sarmiento y Córdoba, en estos días hay fila de más de media cuadra hacia Santa Fe de coches que esperan levantar un pasajero que nunca llega".

   Y luego fue más allá al contar que días atrás estuvo "más de una hora esperando un pasajero en Entre Ríos y Córdoba, cuando tiempo atrás no tardabas más que unos minutos en arrancar un viaje".

   Según Cesca, la utilización del taxi como medio de transporte "es un termómetro muy claro de cómo anda la gente, cómo está su bolsillo. Hace meses que veníamos mal, pero ahora estamos cada vez peor. La gente recorta gastos como puede y nuestro rubro es uno de los que deja de usar".

   En paralelo, todos los rubros del sector han subido en los últimos meses. "El combustible ahora frenó su suba pero aumentó fuerte en el segundo semestre del año pasado, subieron los repuestos, los seguros y ni que hablar el valor de las nuevas unidades", enumeró Cesca.

   Desde la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis de Rosario (Catiltar), Marcelo Díaz coincidió con el diagnóstico. "La inflación está afectando muy fuerte a la prestación del servicio, en el caso de las pólizas de seguro estamos recibiendo aumentos muy fuertes, además de la patente que se hace imposible de afrontar", alertó.

   Según Cesca, "por día, descontando todos los costos, impuestos y tasas hoy un taxi en Rosario saca en 'limpio' no más de 400 pesos para el propietario y otros para el chofer".

   Por la baja en la recaudación y el incremento en el precio de los nuevos coches, Cesca advirtió que "muchos de los propietarios de licencias que deben renovar este año las unidades no van a poder hacerlo. Encima el financiamiento está carísimo por las tasas de interés que cobran los bancos lo que hace imposible el pago en cuotas".

   Díaz confirmó que en febrero, cuando los ediles retomen la actividad legislativa, irán al Palacio Vasallo a solicitar una prórroga en los plazos. "Para aquellos que no puedan afrontar los costos vamos a pedir al menos un año de extensión del plazo para renovar los coches como se hizo durante la crisis de 2001", anunció.

   Según los cálculos que manejan las cámaras del sector, son decenas los propietarios de licencias que deben renovar sus unidades entre este año y 2020.

   "Un modelo de gama media que el año pasada estaba en 450 mil pesos ahora está por encima de los 600 mil y la recaudación está en caída y los costos en alza. Así no hay cuenta que cierre", señalaron desde las cámaras.

   Díaz resaltó que el Concejo y el Ejecutivo ya concedieron una prórroga de tres meses para algunos licenciatarios que se extiende hasta marzo y que los remiseros ya consiguieron su extensión de plazo. "Vamos a ir por más al Concejo en febrero", ratificó.

En febrero, vuelven a la carga por la actualización de la tarifa
Las diferentes cámaras de taxis preparan para febrero un reclamo al Ejecutivo y al Concejo de una urgente actualización de la tarifa. Estiman que el desfasaje supera el 50 por ciento, pero admiten que trasladarlo a los pasajeros será contraproducente para el propio servicio que podría sufrir más caídas en los viajes despachados.
   Marcelo Díaz, referente de la Cámara de Titulares de Taxis de Rosario (Catiltar), recordó que el último estudio de costos efectuado por el Ente de la Movilidad se cerró en mayo del año pasado.
   "En aquel entonces, el ajuste que se acordó con el Concejo nos dejó una tarifa un 25 por ciento atrasada. A ese desfasaje hay que sumarles todos los aumentos que tuvimos en el segundo semestre cuando se aceleró la inflación", precisó.
   Mario Cesca, de la Asociación de Titulares de Taxis Independiente (Atti), estimó que el atraso tarifario "está en el orden de por lo menos un 50 por ciento" por el incremento de todas las variables.
   De todos modos, aclaró que al momento de definir el ajuste "no hay que perder de vista que no se puede trasladar todo a los pasajeros porque eso implicaría tener menos viajes que ahora, que ya son pocos".
   El tema comenzará a debatirse hacia fines del mes próximo cuando esté listo el estudio de costos del Ente de la Movilidad que ya empezó a pedir datos sobre la actividad a las cámaras para cerrar el cálculo en breve.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});