La ciudad

Picada mortal: se demora la imputación a uno de los conductores

Una junta médica forense dictaminó que no está en condiciones de afrontar una audiencia y una eventual prisión preventiva. Permanecerá por lo menos 15 días en un domicilio, con custodia. Quejas de los familiares de las víctimas.

Sábado 17 de Abril de 2021

Uno de los protagonistas del terrible siniestro vial del 20 de marzo en zona sur, en el que murieron un niño de ocho años y su papá de 43, todavía no puede ser imputado penalmente porque no está en condiciones físicas de afrontar la audiencia, según estableció una junta médica que lo analizó ayer. Los forenses volverán a evaluarlo dentro de 15 días y mientras tanto Germán S. permanecerá en una casa a cuidado de familiares y con custodia. Su amigo, con el que se investiga habría corrido picadas la noche del fatal desenlace, ya fue imputado por el delito de homicidio simple con dolo eventual y lesiones gravísimas.

Encabezados por la única sobreviviente del choque -Cintia Díaz, mamá de Valentino y esposa de David Pizorno-, familiares, amigos y vecinos se pronunciaron en contra del arresto domiciliario en una manifestación frente a los Tribunales provinciales. Pero tres forenses que en el tercer piso revisaban al joven de 36 años, que había llegado a la revisación en silla de ruedas, aseguraron que como consecuencia de las lesiones que él mismo sufrió en el accidente por el momento no se encuentra en condiciones de salud ni para enfrentar el proceso ni un eventual dictado de prisión preventiva.

Con ese dictamen, los fiscales de la Unidad de Homicidios Culposos, Valeria Piazza Iglesias y Walter Jurado, ordenaron que Germán S. permanezca en calidad de aprehendido en su domicilio con custodia policial hasta la realización de la nueva junta médica, en un lapso de dos semanas. Recién entonces se determinará si pueden efectuarle un reproche penal y eventualmente alojarlo en una unidad carcelaria.

El trágico hecho tuvo lugar en el barrio Saladillo, según se investiga en el contexto de una picada. La familia Pizorno circulaba a bordo de un Citroën C3 cuando en avenida del Rosario y Ayacucho quedó en el medio de dos vehículos, uno conducido por Pablo M. y otro por Germán S. El primero, de 35 años, ya está detenido y el delito por el que fue imputado implica en caso de condena una pena de ocho a 25 años. Al segundo se lo tiene en la mira como principal responsable del hecho porque su coche, un Renault Sandero, fue el que embistió a las víctimas, y a su vez él mismo sufrió graves lesiones (que le afectaron el intestino y un pulmón).

>> Leer más: El principal acusado por la picada mortal recibió el alta y está en su casa con custodia

Lo internaron primero en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) y luego lo derivaron al Sanatorio Laprida, donde debió ser operado. Entre otras situaciones, sufrió un paro cardíaco, peritonitis y asepsia. Finalmente este jueves recibió el alta hospitalaria, no médica, reseñó su abogado, Jorge Resegue. El profesional fue quien le contó al muchacho las consecuencias fatales del siniestro recién el 4 de abril, cuando pasó de terapia intensiva a una sala común. Actualmente Germán S. se encuentra incomunicado al cuidado de su madre y de su hermana, ya que debe ser asistido.

No al arresto domiciliario

Mientras los médicos Rafael Pineda, Carolina Nagel y Mariela Badaro -junto a un perito por la defensa y otro por la querella- analizaban el estado de salud de Germán S., unas 40 personas se concentraban en la puerta de Tribunales por la calle Balcarce. Tenían banderas y enormes carteles con leyendas de pedidos de justicia y pequeñas pancartas con los rostros de Valentino y David, que a su vez se repetían estampados en sus remeras. Entre los manifestantes había varios niños, incluso una nena sostenía una cartulina en la que se leía: “Justicia por mi mejor amigo”.

>> Leer más: Picada mortal: fuerte reclamo para que el principal responsable quede preso

En el centro, Cintia Díaz acompañada por sus padres, con los que vive ahora, expresaba su dolor y su lucha. “No queremos el arresto domiciliario, él me arrebató a mi hijo y a mi marido. Queremos que esté en una cárcel”, afirmó la joven de 33 años. Según refirió, recibe el apoyo de sus familiares, amigos y vecinos, pero también de desconocidos que la secundan en reclamos presenciales y a través de redes sociales. Por otra parte se puso en contacto con la organización Compromiso Vial, que nuclea a familiares de víctimas de siniestros de tránsito, y con las mamás de Facu y Emi (jóvenes fallecidos en 2014).

“No estoy sola, me siento agradecida y eso es lo que me mantiene en pie”, resumió Díaz con entereza. Actualmente se encuentra en rehabilitación luego de haber estado internada varios días y someterse a una cirugía en el brazo. “Me reconforta que M. (por el otro conductor) esté detenido y haya sido imputado por homicidio. Espero que suceda lo mismo con S. porque este no fue un simple choque en el que se murió un perrito, arrebataron dos vidas y destrozaron una familia”, advirtió.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario