Miércoles 04 de Marzo de 2020

Las personas no son las únicas que sufren los efectos del humo producto de las quemas de pastizales. "A mi gato más pequeño le hice paf (aerosol) dos veces hoy", describió en Twitter, Andrea, una rosarina que tuvo que aplicar medidas para frenar los síntomas respiratorios de su mascota. Los veterinarios señalan que hay que estar atentos porque en los animales la inhalación de humo provoca cuadros bronquiales como en los humanos, y también puede generarles alergias en la piel. Lo mejor es hablar con el profesional de cabecera y no tomar medidas por cuenta propia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario