La ciudad

Madres que cultivan cannabis medicinal quieren evitar la persecución de la Justicia

Ocho familias presentaron un hábeas corpus para que la Justicia no allane sus domicilios, además de una medida cautelar para que el gobierno garantice la entrega de cannabis medicinal y permita que puedan cultivar en sus casas.

Miércoles 04 de Julio de 2018

Ocho familias se reunieron esta mañana frente a los Tribunales Federales de Rosario para presentar una medida cautelar para solicitar que el gobierno garantice la entrega de cannabis medicinal, además de un hábeas corpus para evitar allanamientos y persecución a madres que cultivan en sus casas.
Las madres se acercaron al edificio de Oroño 940 acompañadas por la concejala Caren Tepp para solicitar el amparo y explicar que no tienen otra opción que cultivar en sus casas para poder asistir a sus hijos que padecen distintas enfermedades y pueden mejorar con esta medicina.


En declaraciones al programa "Procopio 830" de La Ocho, una de las madres explicó el pedido que busca evitar la criminalización y la persecución que sufren ya que denuncian que la Justicia Federal ha allanado sus viviendas.
"Lo que estamos buscando es que nos de alguna respuesta, estamos hablando de cannabis medicinal utilizado para chicos con distintas patologías, lo que presentamos es un hábeas corpus para que no nos allanen nuestras casas, nosotras no venimos a pedir permiso, ya estamos plantando", explicó Karina.
"A su vez presentamos un amparo civil para que nos dejen cultivar, tengo un nene con autismo que empezó a consumir aceite de cannabis hace ocho meses y hoy se está evaluando su diagnóstico ya que él ha podido conectarse, ir a la escuela, hacer amigos", dijo para expresar que en este tiempo le cambió la vida.


La idea de la presentación es que las investigaciones no las apunten como si fuesen narcotraficantes. "La desesperación te lleva a ir a lugares en los que expones tu propia vida, porque terminás encontrandote con gente que tiene la materia prima que es la flor, por eso lo que buscamos es que nos dejen cultivar porque es la medicina para nuestros hijos", agregó.
"Somos ocho, tenemos con epilepsia refractaria, con problemas de musculación, chicos con autismo, hay casos con más resultados y otros menos en chicos de entre 3 y 8 años", detalló.
Karina contó el caso de su hijo que hace unos años recibió un diagnostico de retraso madurativo. "Ahí arranca todo lo que es estimulación temprana para comportamientos de autismo, pero hoy gracias al aceite Juan Cruz es un nene que ha dejado de aletear, de correr, dejó de sentir ruidos, ahora puede juntar figuritas, se sienta a comer conmigo, me mira, eso que es cotidiano para cualquier papá, yo lo he conseguido a través del aceite", describió.
Por último dijo que el objetivo es poder cultivar para uso medicinal: "Nada más que eso, y que otras madres accedan también a esto".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});