La ciudad

Los Magazine, un premio que llegó para jerarquizar el valor del encuentro

Carlos Bermejo celebró los 30 años del programa de Telefé Rosario. Nebbia, la Tana Rinaldi y Graciela Borges, distinguidos como leyendas.

Domingo 09 de Junio de 2019

Los Premios Magazine volvieron a ponerse en el centro de la escena rosarina. La excusa para la celebración del viernes a la noche en Metropolitano era inmejorable: 30 años del programa que se emite por Telefe Rosario y, como si fuera poco, la velada cayó justo un 7 de junio, el Día del Periodista. En una gala en la que no faltaron políticos, famosos de acá y de allá, y el típico mimo a artistas y profesionales locales, el punto alto estuvo otra vez en el valor del encuentro.

En ese abrazo de Graciela Borges y Susana Rinaldi se respiró la misma intensidad que en el del director Rody Bertol y el actor Juan Nemirovsky o en el de los periodistas Damián Schwarsztein y Evelyn Arach. Carlos Bermejo lo gestó, lo condujo y hasta adelantó la fecha de la próxima ceremonia de La Noche de los Magazine: el 6 de octubre de 2020. Sí, Charly lo hizo de nuevo.

Fue una noche tan glamorosa como cálida, a pesar de la ventolina que asomaba por la noche en la zona del Alto Rosario. Todos sabían que Mirtha no iba a estar presente, pero no iba a faltar la Borges, dos figuras clásicas de la fiesta conducida por Bermejo y la imprescindible Gachy Santone.

La Tana llegó con su hija Ligia Piro, que tiró una melodía en inglés a capella para el aplauso; Virginia Tola mostró algo de esa voz que admira el mundo de la lírica; Darío Volonté cantó "Aurora" y hubo rostros emocionados. No faltó "Corazón mentiroso" de Karina y Jorge Fandermole hizo a pedido "Oración del remanso", con la vibración y calidad que nos tiene acostumbrados. Todo eso después del "Bombón asesino" de Los Palmeras, que abrieron la ceremonia.

Esa convivencia de la música de los premiados, amenizada impecablemente por la orquesta dirigida por Pablo Pasqualis con la voz de Cecilia Petrocelli, fue la misma que se respiró en las mesas de los políticos y mucho más en los pasillos tras los cortes. Porque por un lado se los veía a Roy López Molina, Anita Martínez y Carlos Cardozo; un poco más allá a Miguel Lifschitz, Mónica Fein, Pablo Javkin y Susana Rueda, y en otra mesa asomaba Omar Perotti, Alejandra Rodenas y Roberto Sukerman.

No fue una noche de discursos políticos ni chicanas. Los Magazine no tienen ese espíritu, que sí se observará seguro esta noche en los Martín Fierro. Apenas Gerardo Rozín y Luis Novaresio hicieron un pedido de más unidad en tiempos de crisis, pero el foco estuvo puesto mayormente en los guiños a los colegas con quienes trabajaron en los medios de Rosario.

María Laura Favarel también fue en esa dirección cuando recibió su Magazine. "Dedico este premio a mis compañeros de La Capital porque gracias a ellos aprendí a hacer periodismo", destacó la cronista de este diario. Schwarsztein, editor de Rosario3.com, reivindicó a Rodolfo Walsh: "Escribir es escuchar decía Walsh, ojalá podamos escuchar los clamores", lanzó el también autor de "Vladimir va al paraíso".

Entre otras frases inspiradoras de la noche, Nemirovsky dijo: "Con pasión y determinación se puede vivir en esta ciudad de lo que a uno le gusta". Y en un gesto agradecido hacia Bermejo, Fandermole indicó que "si hay una singularidad en la cultura rosarina es este espacio que nos da visibilidad".

Algo más grandilocuente fue la expresión de Teté Coustarot que dijo que "Bermejo permite que Rosario sea la capital cultural de la Argentina", que sonó tan exagerado que hasta el mismo Carlos se ruborizó.

En el segmento de las leyendas hubo gestos genuinos de agradecimiento al autor ideológico de los Magazine. Primero fue Litto Nebbia, después la Tana Rinaldi con su frase "La cultura te llega y te dice que todavía es posible" y finalmente Graciela Borges, que levantó su premio cuando el reloj acaribiaba las dos de la mañana.

Pasó otro Magazine y, como cada año, el encuentro queda.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario