La Ciudad

Los bares de Rosario piden a las autoridades extender el horario solo los fines de semana

Tras una reunión con funcionarios municipales y provinciales, representantes del sector plantearon que ya cerraron cerca de 150 locales gastronómicos y que la situación "es asfixiante"

Lunes 31 de Agosto de 2020

Las restricciones impuestas por el gobernador Omar Perotti el viernes pasado, que obliga a cerrar los locales a las 19.30, disparó los reclamos del sector gastronómico. “Estábamos con respirador artificial y nos lo sacaron”, graficó el titular de la cámara que nuclea a bares y restaurantes, Carlos Mellano.

Desde que comenzó la pandemia y según sus estimaciones, ya cerraron cerca de 150 locales entre bares, restaurantes y cervecerías, y se perdieron unos mil puestos de trabajo en Rosario. Y esto antes de que el gobernador firmara el último decreto, que restringió la posibilidad de trabajar durante el turno noche.

“Todos los días nos enteramos de que hay un local más que no puede levantar las persianas”, contó Alejandro Pastore, titular del paseo Pellegrini.

Los titulares de las distintas cámaras del sector se reunieron este lunes con funcionarios municipales y provinciales para presentar una propuesta: acatar el nuevo horario, pero con la posibilidad de abrir hasta las 23 los días jueves, viernes, sábados y domingos, que es cuando se concentra la mayor actividad de este sector.

>>Leer más: Gastronómicos: advierten que por las restricciones muchos locales "no pueden abrir

Los dueños y los mismos empleados están pidiendo un poco de oxígeno para poder seguir adelante con el negocio. “El miércoles esperamos que nos den una respuesta”, adelantó Mellano. En tanto, desde la Municipalidad manifestaron que estudiarán la propuesta y que tal vez la semana que viene haya alguna respuesta.

El secretario gremial de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra), sede Rosario, Sergio Ricupero, advirtió que son cerca de mil los trabajadores que se han quedado sin empleo desde que comenzó la pandemia.

“Muchos fueron incentivados para sumarse al retiro voluntario”, dijo y declaró que la situación es “crítica, ya que el sector está trabajando al 50 por ciento de su capacidad”.

Persianas bajas

“Hasta el momento sabemos que cerraron cuatro hoteles y también hay muchos locales gastronómicos que están intentando mantener los empleados, pero no saben cuánto tiempo más podrán resistir a esta situación”, puntualizó el gremialista.

Tanto Ricupero desde el gremio de los trabajadores, como Mellano, desde la cámara que aglutina a los propietarios, manifestaron el expreso rechazo al decreto que los obliga a cerrar la actividad cuatro horas antes de las 23, lo que implica que el turno noche no pueda trabajar. De allí que los representantes de este sector solicitarán una revisión de la norma, llevando una propuesta superadora que permita achicar la circulación y a la vez que puedan trabajar los días que son más concurridos.

“Con la apertura de los locales hasta las 23 pensábamos que íbamos a poder recuperarnos un poco, pero con esta medida nos están impidiendo salir adelante”, opinó Mellano.

>> Leer más: Javkin: "Hay que equilibrar salud, trabajo y libertades, es una manta corta"

Los locales gastronómicos ya estaban trabajando menos horas y con la capacidad de ocupación reducida. Y ahora se ven una vez más perjudicados por el recorte en el horario de mayor recaudación, destacan los gastronómicos.

Por su parte, Reinaldo Bacigalupo, presidente del Mercado de Pichincha, que aglutina a los locales de esa zona, expresó ofuscado que “no hay fundamento para restringir horarios. ¿Qué lógica tiene almorzar en un lugar y no cenar? Hemos visto al Estado municipal y provincial defender a bares y restaurantes como lugares de contención, cuando los pibes se juntan en previas clandestinas, y se multiplican las reuniones y las fiestas en casas particulares”, opinó el empresario.

Ahora la decisión está en manos de los funcionarios municipales y provinciales.

Propuestas para auxiliar al sector gastronómico

Ya son dos las propuestas legislativas que intentan auxiliar de al sector hotelero y gastronómico. Por un lado, tiene media sanción un proyecto en la Cámara de Diputados provincial y aguarda su tratamiento en Senadores. A su vez, un diputado nacional también se sumó al pedido con una propuesta de exención impositiva.

Hace dos meses que la Cámara de Diputados de la provincia dio media sanción al proyecto del diputado socialista Pablo Farías, que propone la creación de un fondo de asistencia económica y financiera para el sector turístico, hotelero y gastronómico compuesto por 600 millones de pesos conformado por recursos provenientes de las operaciones de endeudamiento público autorizadas por la Ley N°13.978 de Emergencia por el Covid-19.

Además, el proyecto propone aplicar, por 180 días, excepciones impositivas, una prórroga en el vencimiento de los impuestos provinciales y una reducción del 50% en la tarifa de energía eléctrica, junto con ayudas económicas y financieras, y facilidades para acceder a créditos blandos.

El proyecto abarca a los servicios de alojamiento en hoteles, hosterías, cabañas, bungalows, aparts o residencias de similar naturaleza; servicios de hospedaje; alojamiento en campings, moteles; transportes terrestre o fluvial con afectación exclusiva para la actividad turística o vinculada con los alojamientos; agencias de viaje que no presten servicios financieros o formen parte de un grupo societario o empresario que preste tales servicios; profesionales licenciados y técnicos en turismo; guías de turismo; establecimientos gastronómicos; restaurantes, cantinas, cafés, bares y confiterías.

Por otra parte, el diputado nacional de Juntos por el Cambio José Núñez pidió a las autoridades provinciales eximir al sector del pago del impuesto a los Ingresos Brutos durante cuatro meses, a partir de hoy, en toda la provincia.

Esta medida beneficiaría a los locales comerciales dedicados a la gastronomía, dispone un alcance para servicios de restaurantes y cantinas con o sin espectáculo; locales de comidas rápidas y de venta de comidas y bebidas al paso.

“La medida busca beneficiar a los comercios que emplean a muchos trabajadores”, puntualizó el diputado nacional.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario