PANDEMIA

Las últimas restricciones lograron bajar el tránsito nocturno casi a la mitad

Durante el día, en tanto, donde no hay horario tope y la actividad comercial se mantuvo, ya circulan más vehículos que antes de la pandemia.

Jueves 22 de Abril de 2021

En medio del crecimiento de los contagios de Covid-19 y el alto nivel de ocupación de las camas críticas en hospitales y sanatorios, hay un dato sobre el que insisten infectólogos y sanitaristas: el elevado nivel de movilidad que se mantiene en Rosario. La recomendación de "salir a hacer sólo lo necesario" que se cansan de repetir las autoridades sanitarias, contrasta con la cantidad de personas que se mueven a diario por la ciudad. Esa impresión, que quita el sueño a especialistas y autoridades de salud, se traduce en las mediciones que realiza el municipio: durante la última semana, la cantidad de vehículos que circularon durante el día por la ciudad estuvo en niveles de entre el 93 % y el 102 % de la que se registraba antes de que el Covid empezara a mostrar los dientes. Aún así, el peso de las restricciones a la circulación nocturna se notó sobre todo los fines de semana, cuando el tránsito bajó a la mitad.

El último informe del Ente de la Movilidad de Rosario muestra con claridad el impacto de estas medidas. Semanalmente, el organismo reúne datos del flujo de pasajeros del transporte público, usuarios de taxis, del sistema de alquiler de bicicletas públicas Mi bici tu Bici y la circulación de vehículos. El trabajo publicado este miércoles resume lo sucedido entre la semana del 12 al 18 de abril, y permite comparar con registros de meses anteriores.

Desde el municipio se vienen mirando con atención estos registros, sobre todo a partir del acelerado crecimiento de los contagios de Covid y las consecuencias en las unidades críticas de sanatorios y hospitales. Según advierten en los pasillos de la Intendencia, la verificación de que las restricciones nocturnas fueron efectivas en disminuir los niveles de tránsito fue uno de los argumentos que sostuvo la decisión de ampliarlas porque, aseguran, se necesita una mayor disminución de la circulación. No sólo para bajar el número de personas circulando, sino sobre todo para evitar siniestros viales o riñas.

Embed

Los datos

Desde principios de marzo, el Ente de la Movilidad viene registrando la cantidad de vehículos que pasan por quince puntos de diferentes distritos de la ciudad. Zonas tradicionalmente muy transitadas como Carballo, entre Echeverría y Avellaneda; Rondeau entre Baigorria y Gallo; Provincias Unidas entre San Lorenzo y Eva Perón o Cafferata entre San Lorenzo y Santa Fe, por mencionar sólo algunos.

El viernes pasado, el tránsito vehicular registrado en la ciudad estuvo un 102 por ciento por encima de los valores registrados en los primeros días de marzo de 2020, valor que se usa para comparar lo que sucedía en la ciudad con anterioridad a la pandemia.

Antes de la pandemia se registraban unos 80 mil viajes en taxi por día de lunes a viernes. El último informe del Ente de la Movilidad contó un promedio de 69 mil viajes en los días hábiles.

Los colectivos del transporte urbano también se mostraron más requeridos. Los pasajeros fueron en promedio unos 224 mil por día, aún lejos de los 391 mil que se registran como valor de comparación previo a la crisis sanitaria.

Por la noche

El último informe del Ente sirve también como termómetro del impacto de las restricciones nocturnas dispuestas en la provincia a partir del último viernes, cuando entraron en vigencia las restricciones a la circulación nocturna.

Desde entonces, el tránsito vehicular nocturno bajó durante los fines de semana, aproximadamente, a la mitad. Antes del 9 de abril, el tránsito en esta franja horaria (de 0 a 6) representaba el 10 o 12% del día. Ahora es del 5%.

La cancelación de boletos en los colectivos urbanos durante la noche también se redujo los fines de semana, en especial los domingos por la madrugada. Si bien el 3% de los usos del transporte público se registraba en esa franja horaria (de 0 a 6), luego de las restricciones se mantiene por debajo del 1.8%.

Embed

Medidas y evidencia

Desde el comienzo de la pandemia, la evolución de estas cifras se sigue de cerca en el Palacio Municipal. La información no sólo se utiliza para medir el acatamiento de las disposiciones impuestas en el marco de la crisis que desató el coronavirus, sino también para planificar las acciones de control y las medidas que puedan implementarse en un futuro.

"Todo el tiempo monitoreamos los datos, hacemos observaciones y análisis de esta información", señala la secretaria de Movilidad del municipio, Eva Jokanovich, y destaca que esta información sirve de insumo para la toma de decisiones. "Las medidas se toman a partir de la evidencia", remarca.

La funcionaria destaca que "a medida que la ciudad fue recobrando actividades, se fueron recuperando niveles de circulación similares a los que teníamos antes de la pandemia. Esto viene de esa manera desde hace varios meses, ya que a partir de principio de diciembre recuperamos la gran mayoría de las actividades en plenitud".

Y advierte que las últimas restricciones tuvieron su impacto en la circulación nocturna. "Vemos que bajó a la mitad el tránsito que había en los mismos horarios previo a las restricciones, por lo que hubo cumplimiento, no solo de la población, sino también de aquellos sectores que movilizan a las personas en determinados horarios. Esto se ve principalmente los fines de semana, porque en los días de semana ya era muy bajo el nivel de movilidad".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario