Pandemia

Las peluquerías también podrán abrir los domingos

Luego de estar casi dos meses cerradas, ahora tienen un aluvión de clientes. Hay que pedir turnos con antelación y seguir un protocolo.

Miércoles 13 de Mayo de 2020

Los peluqueros volvieron a abrir los locales y se encontraron con un aluvión de pedidos de turnos. Ya no tienen cupo para las próximas semanas. Y para dar respuesta a los clientes y recuperar los ingresos que no tuvieron durante tantas jornadas cerrados, ya obtuvieron el okey de la Intendencia para abrir también los domingos y lunes, días que tradicionalmente no trabajaban.

Los salones de belleza están habilitados para funcionar en el mismo horario que los locales comerciales, de 13 a 19, y ahora también abrirán los sábados y domingos, de 9 a 18.

"La idea es poder trabajar de lunes a lunes. La Municipalidad lo permitió y después cada peluquero verá si le interesa y si quiere abrir en ese horario, porque nadie está obligado a hacerlo", explicó el presidente de la Cámara de Titulares de Salones de Peluquerías y Afines de Rosario, Enzo Sagasti.

El sector está trabajando desde el lunes sin respiro, porque la necesidad es mucha. "Los clientes venían pidiéndonos que abriéramos o que fuéramos a las casas a cortarles, pero sabíamos que no podíamos hacerlo hasta que no estuviéramos habilitados", contó Sagasti. Por eso el lunes abrieron con entusiasmo, listos para atender a la clientela. Y desde entonces no paran de dar turnos.

Nieves Restaldi, que tiene su salón en Balcarce al 300, contó que si alguna clienta la llama para pedirle turno le tiene que dar para dentro de 15 días.

"Podemos atender un cliente por peluquero, y una persona por cada 20 metros cuadrados. En mi caso, como somos dos, podemos tener a dos clientes a la vez, y porque las dimensiones del salón lo permiten", comentó.

A su vez, explicó que debe usar guantes de látex, barbijo y máscara protectora, y "los clientes deben venir al salón con guantes y barbijo. Además, se les toma la temperatura al entrar, les colocamos capas descartables y utilizamos toallas desechables".

El objetivo es guardar todas las medidas de seguridad.

Junto con esto, cada vez que se retira un cliente, los peluqueros deben higienizar todo el salón antes de que ingrese el siguiente.

Restaldi, cuyo salón es frecuentado sobre todo por mujeres, contó que lo que más le piden son cortes, reflejos y color. En tanto, Sagasti, cuya clientela es principalmente masculina, dijo que la mayoría solicita cortes. Y según el servicio que solicita el cliente es la demora para dar el siguiente turno. Por ejemplo, Restaldi contó que por corte puede demorar 40 minutos, en cambio si la clienta solicita también color o reflejos puede llegar a tardar más de dos horas, por lo que se achica el margen horario para atender a más personas. Los peluqueros advirtieron que las embarazadas, personas de riesgo o mayores de 60 años, no pueden acudir todavía a los salones. "Son una franja importante de clientas que invierten mucho en el cuidado del cabello y justamente son quienes más lo solicitan, pero por ahora no pueden venir", subrayó Restaldi. "Estamos muy contentos de volver a trabajar y sabemos que debemos adaptarnos a las nuevas circunstancias. La gente está informada y lo entiende", destacó Sagasti.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS