La ciudad

Las humanidades por venir: Rosario, sede de un congreso internacional

El fructífero encuentro finaliza hoy en la Facultad de Humanidades y Arte de la UNR.

Miércoles 17 de Abril de 2019

"¿A quién importamos hoy los ciudadanos?" La respuesta cobró espesor en el desarrollo del tema "Humanidades 2020: ser ciudadano en la era digital", a cargo del filósofo e investigador, Néstor García Canclini, en la apertura de un congreso internacional "Las Humanidades por venir. Políticas y debates en el siglo XXI", que finaliza hoy. Tres jornadas que reúnen a investigadores y ensayistas de renombre y culminarán con la conferencia magistral de José Emilio Burucúa, ocasión en la que recibirá el doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

En la organización de la cumbre confluye el Instituto de Estudios Críticos en Humanidades (Iech) UNR-Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y la Facultad de Humanidades y Arte de Rosario, cuya sede de Entre Ríos 758, es el epicentro del encuentro. También habrá actividades en los auditorios del Centro Cultural Parque de España y Gobierno de la UNR.

¿Cuáles son los ejes de reflexión? Siempre referidos a humanidades: porvenir; políticas universitarias y científicas; contextos transdisciplinarios; problemas metodológicos; y campos de pertinencia. Además, de docencia; poshumanismo; recursos; gestión y consumos culturales; dilemas y desafíos frente a las singularidades de nuestro tiempo y globalización; poscolonialidad; y circulación de saberes.

Justamente, fueron estos últimos ítems los aludidos por García Canclini, escritor y teórico argentino, radicado en México, donde ejerce la docencia. "Nuestras opiniones y comportamientos, capturados por algoritmos (estrategias informáticas que permiten captar datos, gustos y preferencias, entre otras cuestiones) quedan subordinados a fuerzas globalizadas, el espacio público se vuelve opaco y lejano, y la desciudadanización se radicaliza, mientras algunos movimientos sociales se reinventan y ganan batallas sectoriales por los derechos humanos, por la equidad de género y contra diversos autoritarismos", dijo en la apertura del Congreso.

"Pero los usos neoliberales de la tecnología mantienen y ahondan las desigualdades mayores; ¿qué alternativas hay ante esta disposición?", preguntó el investigador frente a un auditorio colmado y atento. Pero sólo era el comienzo de los interrogantes que profundizaban en cada concepto la reflexión. "¿Cuál es el lugar del voto, esa relación entre Estado y sociedad, reprogramada por las tecnologías del mercado?", dijo y la indagación dio de pleno en el contexto electoral vernáculo, en tránsito.

"Llegamos a una automatización personalizada de la gestión de nuestras necesidades", enunció. Y dijo que cada vez menos es el consumidor quien va hacia el producto, es a la inversa. En ese contexto ubicó el concepto de dataísmo "una nueva religión, la de los datos que exigen repensar qué entendemos por público y privado, sistemas democráticos y autoritarios, gobernantes y ciudadanos que quedan sujetos al espionaje y la modificación de los resultados electorales".

"Quizás estemos ante una simulada transferencia del poder, así como los capitalistas lo asignaban a la mano invisible del mercado, los dataístas creen en la mano invisible del flujo de datos", sostuvo García Canclini. Y volvió a los planteos de fondo: "Diariamente al usar la computadora vemos en nuestras pantallas noticias y publicidades infiltradas anónimas, nos hacen preguntar quiénes se meten a nuestros mensajes para inducir nuestros votos, espían a dónde viajaremos y nos ofrecen planes turísticos que no pedimos".

A lo largo de su exposición, el investigador indagó, interpeló y dejó hipótesis."Las aplicaciones (en internet) dicen facilitarnos la vida", enfatizó y lo enlazó con el malestar que también generan. "La ciencia y la tecnología siguen necesitando a las humanidades como lugar donde hay herramientas para rehacer la convivencia y el sentir", dijo sobre el final, con un cerrado aplauso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});