La ciudad

Las cuadrillas de la EPE dejarían de reparar por las agresiones sufridas

Los operarios de la empresa que se encarga del suministrar energía en toda la provincia sufrieron agresiones físicas y amenazas en distintos puntos de la ciudad.

Sábado 22 de Diciembre de 2012

Operarios de la Empresa Provincial de la Energía (EPE) que reparaban parte de las 25 líneas de media tensión que quedaron fuera de servicio después del temporal sufrieron agresiones físicas y amenazas en distintos puntos de la ciudad. "Fue mientras concurrieron a los lugares donde era preciso realizar los trabajos para reponer el servicio eléctrico", explicó la empresa a través de un comunicado en el que además advirtió que, de mantenerse la situación, dará prioridad a la integridad del personal y pospondrá las reparaciones. El severo tono de la situación lo da un detalle que las autoridades santafesinas confirmaron: las cuadrillas se movilizan con custodia policial.

"Mientras persista esta situación de riesgo de la integridad física, la continuidad de las tareas quedará supeditada a la existencia de garantías para cumplirlas con las condiciones adecuadas", puntualizó la empresa. Además destacó "el compromiso y el esfuerzo demostrado por los trabajadores de las cuadrillas en recuperar el servicio y solucionar los inconvenientes que quedan pendientes".

Agredidos. Ayer, mientras los medios de comunicación oficiaban de caja de resonancia del mal humor de los usuarios, algunos con varios días sin energía eléctrica, la EPE dio a conocer el comunicado en el que se reflejaba el complicado escenario social que se vivió a partir del miércoles.

Según la EPE, las cuadrillas trabajaron desde que cesó la lluvia, durante toda la jornada del jueves, y continuaron durante la noche para que la ciudad de Rosario pasara de 14 a siete líneas de media tensión fuera de servicio. Pero cuando se aprestaban a seguir con la normalización total del servicio "en algunos sectores arrojaron objetos contundentes sobre los operarios que además encontraron amenazas y cortes de calles que les impidieron llegar hasta los lugares donde debían realizar reparaciones de las redes eléctricas".

Los hechos así relatados y connotados como violentos se sumaron al clima de intranquilidad que vivió la ciudad en las últimas horas.

Ante esta situación, la empresa que distribuye energía eléctrica solicitó a la población la mayor colaboración para con las tareas que deben realizar sus trabajadores, en beneficio de toda la comunidad. Además, pidió que se "abstenga de expresar cualquier tipo de hostilidades impropias de una sociedad civilizada".

A oscuras. Ayer, la EPE había logrado sumar al servicio que brinda ocho zonas más, de las 25 zonas que resultaron afectadas por la tormenta del miércoles por lo que el viernes, sólo quedaban siete líneas de media tensión por reparar.

En este marco, la nota difundida aclaraba que el suministro eléctrico continuaba interrumpido en las siguientes zonas: a) Mendoza, Teniente Agneta, Pasco y Río de Janeiro, b) Juan B.Justo, Provincias Unidas, Tupac Amaru, Colombres, Amenábar y Pedro L. Funes, c) Olegario Víctor Andrade, Mitre, Arijón y Ovidio Lagos, d) Uruguay, avenida Circunvalación, Aborígenes Argentinos, Las Palmeras y Ovidio Lagos del 6500 al 8100.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario