La ciudad

La Municipalidad busca no pagar desdoblados los sueldos

La idea es que los 12.800 empleados de planta permanente perciban mañana todos sus salarios y las horas extras.

Martes 07 de Enero de 2020

La Intendencia intentará cumplir con el pago de salarios a partir de la restricción del gasto que se autoimpuso la gestión en diversas áreas. Ahora se fijó como meta el pago en una sola vez de los salarios a empleados municipales para mañana, cuando se cumpla el quinto día hábil del primer mes del año. Y se estima que los jubilados percibirán sus haberes entre el viernes y el lunes próximo.

Si se cumple lo proyectado por la gestión de Pablo Javkin, enero tendrá en los cajeros automáticos el sueldo completo de los 12.800 empleados municipales. A diferencia de los tres últimos meses tendrían incluida las horas extra y se liquidarían acorde a lo establecido en paritarias, es decir con la cláusula gatillo.

Lo que en teoría se abonará mañana sería el sueldo correspondiente a diciembre, que se paga en enero con una estimación extraoficial de unos 4 puntos de adicional, de acuerdo a la actualización de salarios por inflación.

Si bien el dato aún no fue corroborado por las máximas autoridades, se dejó entrever que la idea de cumplir de una vez con el pago del sueldo se produciría merced una política de extrema y eficaz restricción del gasto que le permite a la administración local llegar a este objetivo.

En el caso de los jubilados, habrá un diferimiento en el depósito de las jubilaciones, que llegaría a más tardar el lunes que viene.

Javkin puso en marcha un decreto de emergencia, ahorro y austeridad en el gobierno, un "esquema de optimización del gasto" ante la situación crítica que evidencian las arcas del municipio: según cálculos del secretario de Hacienda municipal, Diego Gómez, el déficit municipal 2019 ronda los 3.860 millones de pesos. Y la pretensión es reducirlo a 1.700 millones de pesos al fin de este 2020.

Con el lápiz rojo en mano, el jefe comunal apunta a direccionar los recursos y a recortar en diversos gastos innecesarios. En concreto, el decreto prevé recortar gastos superfluos de autos y choferes para funcionarios, racionalizar el uso de recursos para acontecimientos públicos, eliminar el gasto de papel e impresión, recortar la utilización de teléfonos celulares y disminuir drásticamente todo tipo de erogación que no sea imprescindible para el funcionamiento de áreas críticas.

Las cuentas públicas están en un corset complejo: entre amortización de deuda e intereses se produce casi el mismo porcentaje que los gastos de capital para obra pública; un 10 por ciento. Y el 80,2 por ciento para el pago de personal y gastos corrientes. Un monto que supera los mil millones de pesos mensuales.

Las paritarias se acordaron en abril y se recuperó un 15 por ciento de los primeros meses del 2019. Se estableció la cláusula gatillo sin tope y acorde a la inflación. El acuerdo finalizará en marzo.

De concretarse la pretensión de la Intendencia, quedará en el archivo la acumulación de los últimos tres meses consecutivos de pagos desdoblados que tuvo que poner en marcha el final de la gestión de Mónica Fein.

Las últimas horas al frente del Palacio de los Leones estuvieron signadas por el reclamo de pase a planta de contratados y las manifestaciones con medidas de fuerza y paros parciales de los municipales por el cobro luego del 20 de cada mes.

En este contexto, también había trascendido el decreto de octubre pasado firmado por el ex gobernador Miguel Lifschitz en el que el mandatario le refinanció a Fein unos 930 millones de pesos de deuda por anticipos de coparticipación. Este monto debería haberse saldado en tres cuotas en octubre, noviembre y diciembre. Sin embargo, la extensión en los plazos llevará a que dicho monto se pague en la actual gestión, a partir de julio y en 12 cuotas.

Negociación con la Casa Gris

Además, en el contexto de la emergencia provincial y municipal, en las últimas horas se profundizaron las tratativas de cara a reducir o saldar deudas del Estado santafesino con el Palacio de los Leones.

Tal es el caso del Fondo de Financiamiento Educativo, cuya acreencia ronda los 200 millones de pesos y contrataciones por montos con cifras importantes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario