La Ciudad

La lluvia llegó después de mucho tiempo, pero el humo se siente con intensidad en Rosario

El fenómeno climático prevé precipitaciones abundantes durante este miércoles y jueves. Alertan por la falta de lluvias producto de la deforestación

Miércoles 01 de Septiembre de 2021

Después de un mes de agosto sin precipitaciones intensas, la lluvia llegó este miércoles para humectar los suelos que tanto lo necesitaban y, de paso, ayudar a los brigadistas que se encuentran batallando contra las llamas a raíz de los incendios "fuera de control" en el Delta del Paraná, a la altura de San Nicolás, Villa Constitución y Ramallo, entre otras zonas geográficas afectadas.

Sin embargo, la poca cantidad de agua caída hasta ahora no alcanzó a sofocar los incendios y, por el contrario, lo que hizo fue incrementar la cantidad de humo que sobrevuela el aire de la ciudad.

Si bien la tormenta llegó a media mañana al sur santafesino, en Rosario comenzó a precipitarse apenas pasado el mediodía con esas gotas espesas que forman burbujas y alimentan el mito popular de que de esa manera está garantizada la lluvia por un buen rato. Hacía rato que la lluvia se hacía esperar por esta región del litoral, tan castigada por los incendios forestales en su mayoría intencionales.

"Desde el mes de julio no teníamos tormentas convectivas importantes. Nuestra temporada de tormentas convectivas es de septiembre a marzo/abril en toda nuestra zona, que coincide con el comienzo de la primavera y hasta el otoño", le precisó a La Capital la meteoróloga Vanessa Balchunas al ser consultada por el fenómeno climático.

En tal sentido, la especialista explicó que este tipo de tormentas, que suelen descargar presión atmosférica, fue a raíz del invierno atípico. "Los ingresos de aire polar por un lado y temperaturas templadas por otro, dieron la posibilidad de generar esta clase de tormentas", explicó.

Recordó además que una de las tormentas tuvo lugar en la primera quincena de julio y otra en la segunda, donde hubo la posibilidad de que se acumularan entre entre 20 y 30 milímetros a partir de chaparrones en cortos períodos, pero en un solo día de lluvia.

"Hoy se espera que la tormenta que comenzó a media mañana en el sur provincial continúe durante la jornada y parte de la jornada de mañana, con intensidades de fuerte a severo y chaparrones en cortos períodos, cuyas precipitaciones podrían superar los 40 a milímetros y llegar hasta los 70", consignó Balchunas.

Leer más: Incendios en las islas: se quemaron casi 30 mil hectáreas en 7 días y el fuego "está fuera de control"

Sin embargo, aclaró que "no toda la región va a recibir la misma cantidad de lluvia", puesto que las mismas serán de variada intensidad de acuerdo a la zona de influencia. "Algunas tendrán tormentas eléctricas, otras serán tormentas eléctricas con ráfagas y en otros lugares lloverá de manera intermitente porque el frente climático va descargando la humedad de acuerdo a la presión y la nubosidad en diferentes sectores, acompañando por el débil pulso de aire frío junto con el cambio del viento", explicó.

No obstante, hay posibilidades que el fenómeno de lluvias se extienda hasta el sábado aunque con menor intensidad que lo pronosticado para las próximas 48 horas, donde habrá descenso de temperatura de manera gradual, con mínimas de entre 8 y 10 grados y máximas de 18 y 20, acordes a la primavera incipiente.

"Esperamos que estas lluvias ayuden y los acumulados sean importantes después de un mes de agosto sin precipitaciones, que no solamente hacen falta para los suelos sino también para colaborar con los incendios del Delta del Paraná", agregó.

Deforestación: un niño neutro y dos niñas

La desertificación del Amazonas con los incendios forestales inusitados desde hace dos años a esta parte repercutió en el Paraná alto-medio e incidió definitivamente en el bajo Paraná para tener las consecuencias que hoy están a la vista, con una bajante histórica.

"La deforestación del Amazonas tiene una incidencia directa sobre la bajante del Paraná y conlleva a una complicación enorme que se viene dando y se vincula a los factores locales, a partir del fenómeno climático denominado Niño neutro, que trae como consecuencia dos Niñas", apuntó Balchunas respecto a los incendios forestales.

En tal sentido, explicó que "los incendios que a corto plazo complican a largo plazo y transforman el clima en una especie de islas de calor producto de un fenómeno de niña por segunda vez y con la posibilidad que se de entre primavera verano, donde la faltante de lluvias y la bajante del Paraná es cada vez más evidente".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario