La ciudad

La Cátedra del Agua propone instalar 200 bebederos en las escuelas rosarinas

La idea busca llegar a las instituciones públicas y privadas para garantizarles el acceso seguro y gratuito.

Domingo 07 de Julio de 2019

Con la propuesta de garantizar el acceso al agua gratuita y segura también para los chicos, la Cátedra del Agua de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) se puso al frente de un nuevo proyecto: "El bebedero en mi escuela". La iniciativa busca colocar en los establecimientos públicos y privados 200 bebederos de agua potable para los alumnos, que estén independientes de las instalaciones sanitarias. El primer paso, adelantó el titular de la cátedra, Aníbal Faccendini, es avanzar con 20 bebederos, una meta que ya plantearon a la responsable del Fondo de Asistencia Educativa (FAE), Susana Bartolomé. "Es una manera de garantizar este derecho", recalcó Faccendini.

La idea de llevar el agua en forma segura a los chicos tiene sus argumentos. La última Encuesta Mundial de Salud Escolar, que llevan adelante la Organización Mundial de la Salud y Unicef, mostró que en la Argentina, de las 63 mil escuelas del país, apenas el 10 por ciento tiene bebederos con agua potable y gratuita.

"El dato no es menor, más si se tiene en cuenta que en Rosario hay 840 escuelas, entre públicas y privadas, y no en todos esos espacios se está garantizando el derecho al agua", recalcó Faccendini; e hizo hincapié en otro punto: tener agua en las escuelas, baja el consumo de bebidas azucaradas.

"Está estudiado que los chicos incorporan a diario unas 600 calorías por el solo hecho de no consumir agua, sino bebidas azucaradas; lo que es equivalente a 15 chupetines", detalló el titular de la cátedra, y consideró que "esos datos explican la problemática de enfermedades crónicas, como la diabetes y la obesidad que hoy padece la población infantil, y que en parte se combaten ofreciéndoles a los chicos bebederos de acceso libre y gratuito".

Cambio cultural

Así como la implementación del "derecho de jarra", que hoy está garantizado por ordenanza y que rige tanto para bares, restaurantes y food trucks, como para entidades públicas y privadas con atención al público, la instalación de estos bebederos en las escuelas apuntan a "generar un cambio cultural", indicó Faccendini, y recalcó que "Rosario siempre ha sido pionera en esos procesos".

Es más, recordó que la iniciativa puesta en marcha en Rosario ya tiene réplicas no sólo en localidades bonaerenses, Capital Federal y Santa Fe, sino además en Bariloche, Comodoro Rivadavia y Esquel. Por otro lado, recibió consultas desde ciudades de Brasil y Chile.

Es que para el abogado se trata de llevar adelante modificaciones más profundas, y en el caso de las escuelas, no pasa tan sólo por la instalación de los bebederos, sino de llevar adelante en esos espacios de formación "una pedagogía de la salud y del agua, un trabajo cultural que es necesario realizar desde y con la escuela de tal manera que podamos construir cambios en los hábitos más saludables".

Paulatino

Tras el encuentro con la titular del FAE, Faccendini señaló que "el objetivo es efectivizar el proyecto de modo paulatino, pero persistente", y señaló que el primer objetivo es instalar los primeros 20 bebederos en el corto plazo.

Además, recalcó que "la idea es que sean bebederos aptos, sanos, limpios y amables para los chicos", de modo que sean ante todo accesibles; y recalcó el hecho de que deben estar instalados en puntos independientes de los sanitarios.

"Hablamos de los bebederos porque decirle a los chicos que pueden acceder al agua en el baño es altamente contaminante y está demostrado que no corresponde, ya que las bacterias se extienden en el ambiente —afirmó—; y por eso, deben estar en espacios diferenciados".

Más allá de la "buena recepción de la propuesta" por parte de las autoridades del FAE, ahora deberán volver a encontrarse para terminar de delinear los modos de financiación de la iniciativa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario