La ciudad

Iniciaron una campaña para que un niño ciego pueda operarse en China

Los familiares de Aarón armaron una página en Facebook para pedir donativos. Necesitan juntar 50 mil dólares antes de septiembre.

Martes 29 de Enero de 2019

Aarón tiene 9 años. Es un niño deportista, activo y feliz. Pero, como nació prematuro, su retina no terminó de desarrollarse y esto le causó una ceguera total. Hace pocos meses en su vida se prendió una luz de esperanza: un tratamiento en China que podría devolverle el 50 por ciento de la visión. Pero es muy caro, por eso sus familiares lanzaron una campaña con el objetivo de llegar a esa clínica en Beijín.

Desde que Aarón nació sus padres no dejaron de buscar alternativas, a pesar de que los médicos les dijeron que no había nada más que hacer.

Mirena Jurado es la mamá de Aarón. Tiene 27 años y hace nueve tuvo a sus mellizos, Aarón y Brandon. Nacieron de 26 semanas y lucharon entre la vida y la muerte por tres largos meses. Brandon salió airoso del proceso, en cambio Aarón sufrió una "retinopatía del prematuro en grado 5", es decir ceguera total.

A los tres meses lo operaron con láser. La cirugía no resultó y los médicos le dijeron que no se podía hacer más nada. Pero esta mujer no conoce lo que es un "no".

Desde que nacieron sus hijos, junto a su esposo Leandro Alostiza, de 32 años, buscaron incansablemente qué hacer para que su hijo pudiera ver.

"Me contacté con otros argentinos que se hicieron un tratamiento en China y los resultados fueron muy buenos", contó esta mamá ilusionada en diálogo con La Capital.

Ni lerda ni perezosa, apenas se enteró de la existencia de este tratamiento envió la historia clínica de Aaron al Beijin Shizhentang Hospital, desde donde le respondieron que su hijo tiene posibilidades de recuperar la visión.

"Cuando nos dijeron que tenía posibilidades de someterse al tratamiento y lograr ver, no dudamos ni un instante en que debíamos ir" expresó ilusionada Merina.

"En China hacen un tratamiento que consiste en injertarle células madre que se introducen por la columna hasta llegar al nervio óptico y allí se puede regenerar la retina, que es lo que él no tiene", explicó la mujer.

Los papás de Aarón saben que su hijo podrá ver sus dedos, percibir colores y objetos grandes siempre de cerca, porque podrá recuperar el 50 por ciento de la vista, pero para ellos eso es todo.

El tratamiento dura 6 meses, y si bien comienza en China podrán continuarlo en Rosario.

"Quiero probar"

Mirena y Leandro tienen tres hijos. Los primeros fueron Aarón y Brandon, y cuatro años más tarde nació Gianluca. Los mellizos están siempre juntos y para Brandon es un orgullo acompañar a su hermano, aunque éste se desenvuelve con naturalidad. Aarón asiste a la escuela especial 2081 y también a un colegio común con una maestra estimuladora.

Además, practica básquet para ciegos en el club Tiro Suizo, toca la flauta y lee Braile a la perfección. "Cuando nos enteramos del tratamiento, lo hablamos con él y nos dijo: Quiero probar, pero si no funciona yo estoy bien así", contó conmovida su mamá.

El 9 de septiembre tienen el turno en el hospital de Beijín. Confiados en que su hijo podrá ver, lanzaron la página en Facebook "Abramos los corazones por una luz para Aarón" para sumar voluntades y lograr juntar los 50 mil dólares que cuesta el tratamiento.

"Para nosotros es mucha plata, y no la tenemos pero confiamos en que vamos a llegar. En pocos días ya mucha gente se contactó para ayudarnos. Por eso abrimos una cuenta y una caja de ahorro para los que nos quieran colaborar", dijo Mirena.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});