La ciudad

Este sábado reabre el Acuario: un tour en video por el fascinante mundo acuático

El complejo de zona norte vuelve a abrir tras un parate de 9 meses. Se implementarán protocolos para evitar el contagio del coronavirus. El acceso será por orden de llegada los primeros días, luego se implementarán turnos

Martes 15 de Diciembre de 2020

Bogas, pacúes, cornalitos, palometas y rayas son algunos de los dos mil ejemplares que pueden verse en el Acuario del Río Paraná, que reabre sus puertas este sábado -con protocolos para evitar el contagio de coronavirus- después de nueve meses sin actividad. La Capital se sumergió en la pecera más grande del lugar y buceó junto a los acuaristas expertos para registrar en primer plano las especies más características del río. Especialistas a cargo de la flora y fauna cuentan cómo se preparan para la gran reapertura.

En este Centro Científico, Tecnológico y Educativo -inaugurado en 2018 en avenida Carrasco y Cordiviola- se puede apreciar la amplia biodiversidad del Paraná inferior y el delta. Este río es uno de los más importantes del país ya que moviliza un caudal colosal de 16 mil metros cúbicos de agua por segundo, es decir, un volumen equivalente a más de 6 piletas olímpicas.

El Acuario cuenta con varios sectores: un parque de vegetación autóctona de la provincia, con más de 50 especies de árboles y otras 50 de aves autóctonas, un centro de investigación de vanguardia, 10 peceras gigantes y juegos didácticos interactivos. En su interior, reúne más de 2 mil ejemplares de distintas especies de la zona, con un objetivo que trasciende la recreación, y que apunta a la investigación y a la educación socioambiental.

Cuando se ingresa a la sala de acuarismo, impactan el tamaño, los colores y el comportamiento de los peces. Allí se ubican las peceras, y es donde se pueden ver muchas de las especies de peces del Paraná, desde dorados, dientudos jorobados, pacúes, hachitas, sábalos, quitasueños, bagres, palometas, rayas, viejas del agua, armados y surubíes, tal y como se los vería debajo del agua del río.

Chapuzón, cámara y acción

En la previa a su reapertura este sábado, La Capital fue invitada a bucear en la pecera llamada “Lecho del río”, que contiene 25 mil litros de agua y decenas de peces y sapos en su interior. La expedición se realizò junto al acuarista Francisco Alonso y bajo la atenta supervisión del acuarista Fernando Lo Menzo.

Un recorrido por el Acuario del Río Paraná

Las actividades habituales consisten en retirar las sobras de comida y la deposición de los peces. Para eso, los acuaristas se sumergen y "sifonean" el fondo con una bomba. La Capital ayudó a los expertos a limpiar los cristales de la pecera.

Los peces también se divierten

Para alimentar a los dos mil ejemplares que viven en el acuario, los expertos realizan una exhaustiva rutina en la que preparan el banquete. “La alimentación consta de alimento balanceado, frutas, verduras y carne. Garantizamos que la alimentación tenga todos los nutrientes que los peces necesitan”, asegura Paula Lambertucci.

Además de la alimentación, los acuaristas realizan una actividad denominada “enriquecimiento ambiental” que consiste en tirarles un alimento que les guste, como pedazos de zanahoria o calabaza, para que los peces se persigan entre ellos. Los pacúes están adaptados y pueden abrir nueces. Esto se hace, según cuenta Damián, para romper la rutina y que los peces estén más activos y naden.

Otra de las curiosidades de la vida de los peces es la forma de dormir. “Los peces no duermen como los humanos. Además no tienen párpados entonces nunca los vemos con los ojos cerrados. Tienen momentos de reposo pero no como los mamíferos que se acuestan”, destaca Damián.

Acuario del Río Paraná
Una vieja del agua succionando alimento contra el acrílico de la pecera

Una vieja del agua succionando alimento contra el acrílico de la pecera

Parque autóctono

En el exterior se puede encontrar el parque autóctono que rodea al Acuario, conformado por especies nativas de la provincia de Santa Fe, representando a las 5 eco regiones: el delta isla del Paraná, que es el humedal más importante, el Chaco húmedo y seco, la región Espinal y la Pampa. “Hay algarrobos, quebrachos, sauces, espinillos, arbustos, herbáceas y pastos que conforman un corredor biológico. Son lugares en los que se deja crecer el pasto para que actúe de corredor”, explica el encargado del área, Sebastián Ferlini.

El mantenimiento del parque consiste en cuidar y regular todo lo plantado para que vengan las especies de la zona. “Hay muchos insectos y aves que se alimentan de ellos, como calandrias y zorzales. También hay especies propias de pastizales como los corbatitas y otras que se alimentan de semillas. Es muy gratificante trabajar acá junto al río”, asegura.

Acuario del Río Paraná
Un parque de especies autóctonas rodea al acuario, allí la gramilla crece hasta florecer para atraer insectos que son alimento de aves de la zona.

Un parque de especies autóctonas rodea al acuario, allí la gramilla crece hasta florecer para atraer insectos que son alimento de aves de la zona.

Los nuevos protocolos

“A partir de marzo nos vimos obligados a cerrar las puertas como el resto de las instituciones. Pero como tenemos animales adentro, las tareas de mantenimiento se siguieron realizando. Durante la cuarentena, el Acuario también adaptó un sector pequeño para la carga de datos para brindar servicios al área de salud. A todo el personal que se le terminó el contrato en 2019, se les renovó el contrato y siguieron trabajando en sus tareas”, explicó la doctora Eva Rueda, subsecretaria de Proyectos Científicos y Tecnológicos de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación de la provincia.

Para esta reapertura se adoptarán protocolos estrictos para la prevención del coronavirus: “Los invitamos este sábado a las 13 horas a la reapertura. En nuestras redes sociales se pueden ver los horarios y protocolos para visitar el acuario. Los protocolos incluyen la capacidad del 30 por ciento, por lo que será un número reducido de personas, que deberán pasar por un proceso de sanitización", sostuvo la funcionaria.

Los días 19, 20, 22, 23, 29 y 30 de diciembre, el Acuario estará abierto de 13 a 19. En esta primera etapa, el ingreso será por orden de llegada. Luego de los protocolos de sanitización, los y las visitantes recibirán unas instrucciones sobre cómo recorrer el espacio. Dentro de la sala de peceras, estará el personal del acuario para evacuar dudas y consultas. La "reserva de turno online" se habilitará mas adelante, cuando se retomen todas las actividades normales. "Antes, la única opción de visita era a través de turnos online, lo cual excluía a un gran porcentaje de la población (particularmente de Rosario) de acceder a la visita. Hoy pensamos en un acuario accesible e inclusivo", concluyó Rueda.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS