La ciudad

El verde iluminará las aguas danzantes por el Día Mundial de la Fibrosis Quística

Las aguas del lago del parque Independencia llevarán sólo ese color durante toda la semana. Además el sistema fue adecuado para brindar un espectáculo el fin de semana.

Jueves 03 de Septiembre de 2015

En el marco del Día Mundial de la Fibrosis Quística, las aguas danzantes del lago del parque Independencia serán iluminadas sólo de color verde durante toda la semana, una iniciativa impulsada por la concejala radical Daniela León.

El 8 de Septiembre de cada año se conmemora el “Día Mundial de la Fibrosis Quística”, declarado a partir del año 2013 por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La fibrosis quística es una patología genética hereditaria. Si bien hay avances científicos en ese sentido, por el momento esta patología no tiene cura.

“En la ciudad de Rosario quien lleva adelante los trabajos de fibrosis quística es La Asociación Rosarina de Ayuda al Enfermo Fibroquístico o también conocida como Asociación Amor, realizando diferentes medidas positivas con el objeto de concientizar acerca de la fibrosis quística.”, afirmó la edila León.

El 6 de septiembre de 2015 la “Asociación Amor” realizará una caminata que inicia desde el Barquito de Papel ubicado en la rotonda de avenida de la Costa y Francia hasta el Monumento Histórico Nacional a la Bandera culminando con charlas de concientización sobre la fibrosis quística. También se iluminará de color verde el Concejo Municipal como se ha hecho con otras organizaciones.

La fibrosis quística es producida por un trastorno generalizado de las glándulas de secreción externa que provoca infecciones respiratorias, insuficiencia pancreática, sudor muy salado, compromiso hepático, entre otras consecuencias. Los síntomas más frecuentes son la dificultad para subir de peso, tos frecuente, agitación; malestar abdominal, distensión, diarreas.

En algunos casos, los trastornos digestivos, la imposibilidad de subir de peso y los problemas respiratorios aparecen de inmediato, como síntomas de esta enfermedad, pero en otras ocasiones tardan meses en manifestarse, y en algunos chicos, se presentan sólo de manera leve por lo que pueden pasar años hasta que llegue el diagnóstico, empeorando con el paso del tiempo su situación.

“Es escasa la información con la que cuentan algunos profesionales de la salud. Es imprescindible el apoyo de todos, desde el lugar que nos toque, ya que son situaciones por las que tenemos que seguir trabajando en conjunto, para concientizar sobre una patología que no tiene cura”, concluyó la concejala.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario