La ciudad

El Concejo solicita acciones legales por la eliminación del fondo sojero

En una sesión donde los ánimos volvieron a estar caldeados, también se fustigó la poda de subsidios al transporte urbano de pasajeros.

Viernes 07 de Septiembre de 2018

El particular momento político y económico que atraviesa el país generó ayer otra sesión plagada de cruces, acusaciones y chicanas del Concejo Municipal, donde se votaron resoluciones en contra de la eliminación del fondo sojero y de la posible quita de los subsidios al transporte por parte de la Nación.


"No es una irresponsabilidad decir que el boleto puede llegar a costar 30 pesos en Rosario y que va a bajar a más sectores humildes de los colectivos", gritó el concejal justicialista Eduardo Toniolli en reproche a manifestaciones que por los medios había tenido la concejala de Cambiemos, especialista en el tema transporte, Renata Ghilotti.

El incomparable Juan Monteverde, líder de Ciudad Futura, miró fijamente al presidente del cuerpo, el macrista Alejandro Roselló, y le disparó: "Cuando ustedes se vayan del gobierno, van a dejar el tendal y habrá que reconstruir todo".

El bloque de Cambiemos resistió como pudo la colección de párrafos vertidos en contra de su gobierno nacional, esta vez con la templanza puesta de manifiesto por su figura mayor en Rosario, Roy López Molina, que no se levantó de su banca y varias veces pidió la palabra.

El PRO eligió, de todas maneras para responder, a Carlos Cardozo: "La quita del fondo sojero es un decreto de necesidad y urgencia que va a tratar el Congreso. Esperemos que ocurra eso", sintetizó sin perder los estribos.

Ya durante la semana la intendenta Mónica Fein y varios exponentes del socialismo habían elevado las críticas a las medidas de Macri. Fein llegó a decir que en los más de dos años y medio que el presidente lleva como tal, jamás la llamó por teléfono para discutir algún tema.

"Ahora resulta que después de los tantos meses de enamoramiento explícito les llega el desencanto", chicaneó delante de La Capital el justicialista Roberto Sukerman, recordando los tiempos en que "los funcionarios socialistas de Fein y también de Lifschitz decían que los escuchaban en el gobierno nacional". Según Sukerman, "es equivocado expresar que con la eliminación del fondo sojero la ciudad pierde 250 millones. Eso era con las retenciones de antes. Ahora que fueron aumentadas lo que se van a perder son 850 millones de pesos anuales".

El iceberg

El y el socialista Horacio Ghirardi fueron autores de los proyectos aprobados para que las autoridades locales y provinciales inicien acciones legales contra el gobierno. Ghirardi sumó dramatismo al contexto nacional: "Se viene el iceberg y parece que el capitán del barco no lo ve", expresó antes de alertar sobre la amenaza de una "catástrofe social".

El macrista Gabriel Chumpitaz pidió rápido la palabra y siguió con las metáforas: "Este barco tiene capitán y no es un pirata", bramó para toda la sala.

Otro que transitó por el "sendero del medio" fue el peronista Osvaldo Miatello.

"Quiero ver cuál termina siendo la actitud del gobierno municipal y provincial con relación a la quita de recursos, y voy a ser cuidadoso porque sé que hay negociaciones. No vaya a ser que terminen firmando algo", advirtió.

Según Miatello, los subsidios nacionales al transporte representan 8 pesos por boleto, "un valor imposible de transferir al pasaje" .

Monteverde, en tanto, el gran protagonista de la sesión de la semana pasada por sus ataques a Roy López Molina, trató de explicar cuál es el pensamiento político que lo llevó a decir que en caso de una sublevación de vecinos él estará "con la gente y con la nafta" dispuestos a incendiar el Concejo.

En verdad, no retrocedió un paso. "Esta institución le da la espalda la mayor parte del tiempo a lo que pasa afuera", expuso frente a todos. "Este recinto, y en particular las instituciones en general de la política, no están a la altura del dolor que provocan. Si no, yo no puedo entender cómo se pueden blindar los corazones y hacer como si no pasara nada. El 80 por ciento de lo que aborda este Concejo en su mayor parte del tiempo son cuestiones intrascendentes. No nos vamos a quedar defendiendo algo que no funciona y que sí sirve a otros intereses. Esta semana, con todo lo que pasó en el país, las dos reuniones de comisión más importantes fueron para escuchar al secretario de Planeamiento (Pablo Abalos), que vino a hacer lobby para una torre de 80 metros (en referencia al proyecto del constructor Aldo Latucca). Y la otra para los funcionarios del Enacom, que vinieron a hacer lobby a favor de las telefónicas para que les dejemos instalar antenas. Esta institucionalidad no vale la pena ser defendida".

Una pieza inusual, única en los 35 años de democracia en el cuerpo deliberativo rosarino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario