La ciudad

El cine Monumental entró en una transición con futuro incierto

Cerró sus puertas y despidió a los 27 empleados. Los nuevos dueños planean reabrir, pero sin fecha ni certezas sobre los trabajadores

Domingo 02 de Septiembre de 2018

Ya con las puertas cerradas y con los 27 empleados afuera, el cine Monumental encara un momento de transición. Si bien se trató de una venta y la empresa porteña que lo compró ya se hizo cargo del espacio de San Martín y San Luis, aún no hay definiciones y están evaluando cómo seguir adelante. El ex gerente de las salas, Daniel Grecco, que también fue despedido la semana pasada, confirmó que el espacio permanecerá sin funcionar en los próximos días hasta que "los nuevos dueños definan cómo y cuándo reabrir".

Greco recalcó "la necesidad de remodelaciones" que requieren las nueve salas. La única certeza, adelantó, es que se llamará "El nuevo Monumental".

   Los telegramas de despido comenzaron a llegar la semana pasada a los 27 empleados de una de las pocas salas de cine tradicionales que sobrevivía en el centro.

Boleteros, porteros, técnicos y operadores, personal de limpieza y mantenimiento, empleados del bar y el propio gerente de la Compañía Monumental fueron despedidos por la empresa cordobesa.

Se trata de una firma que ante la caída de público decidió vender a nuevos dueños, empresarios de Capital Federal vinculados a una distribuidora.

A cargo

Si bien en las últimas horas del viernes la nueva firma desembarcó en la ciudad para hacerse cargo del espacio, ahora con angustia e incertidumbre los ex empleados esperan saber si serán incorporados a la nueva propuesta.

   Según adelantaron, la única certeza es que las 9 salas seguirán funcionando en la tradicional esquina, donde desde hace más de un siglo se proyectan películas. Si bien reabrirán bajo el nombre de "El nuevo Monumental" esa es por ahora la única certeza, ya que los nuevos dueños no dieron más detalles.

   "Se hicieron cargo y están viendo cómo y con cuántos empleados van a trabajar", comentó el ex gerente Daniel Grecco, que si bien podría continuar vinculado al espacio, no lo hará como empleado de la nueva compañía.

   Otra de las certezas es que las nueve salas, así como los espacios comunes y de esparcimiento, requieren ser remodelados, pero aún no se sabe si las obras se llevarán adelante en forma parcial y con el cine funcionando, o si se mantendrá cerrado para reabrir una vez concluidas las tareas a encarar en el corto plazo.

En caída

Más allá del retroceso que muchas salas de cine vienen sufriendo ante las nuevas formas de ver películas, la caída del Monumental no fue una sorpresa para quienes eran parte de la empresa.

Y así lo remarcó esta semana Grecco, que indicó que "la caída de público había comenzado hacía ya cuatro años".

   El espacio había pasado de tener 450 mil espectadores al año a la mitad, y si bien había hecho buenos números durante las vacaciones de invierno, el ex gerente indicó esta semana que "eso había alcanzando para tapar agujeros", porque la empresa cordobesa había acumulado un pasivo importante en el último tiempo.

   Si bien no terminó en una quiebra, como llegó a preverse, y se vendió, la transición será con los empleados afuera.

En ese sentido, los empresarios ahora a cargo dejaron trascender esta semana que "no serán pocos los que perderán su fuente de trabajo".

Mientras tanto, el centro rosarino pierde por ahora más salas para ver el séptimo arte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario